Explosivos en la frontera, hipótesis vincula a intento de fuga en cárcel de Paraguay


Hassan Zein Aldeen

Agencia AJN / Edición, Área Periodística Oipol – Tras la denuncia anónima en la embajada argentina en Reino Unido que alertaba sobre un atentado a un “objetivo judío”, una nueva línea de investigación sugiere que el nitrato de amonio estaba destinado a ser un señuelo para un escape masivo en la prisión de Cambyretá.

Dos días después de que se encendieran las alarmas ante una denuncia anónima que alertó a la embajada de Argentina en el Reino Unido sobre un ingreso de explosivos por la frontera con Paraguay para un posible atentado a un “objetivo judío”, una nueva hipótesis podría cambiar el curso de la investigación. Según reveló Página/12, tomó fuerzas en las últimas horas la versión de que la denuncia de explosivos ingresados por la frontera que comunica la ciudad paraguaya de Encarnación con Posadas se trataría de una movida de distracción para facilitar una fuga de la cárcel de Cambyretá, en el departamento de Itapúa.

De acuerdo con la información trascendida en las últimas horas, se trataba de un plan del Primer Comando Capital (PCC), que maneja las cárceles paraguayas. La intención del grupo ligado al narcotráfico era atentar contra la prisión mediante un coche-bomba con 40 kilos de dinamita, parte de los cuales fueron hallados en un megaoperativo del Ministerio de Justicia de Paraguay en conjunto con la Policía Antisecuestro de Asunción.

Según pudo saberse gracias a la incautación de celulares como parte de una requisa a los convictos de Cambyretá, la intención era derribar uno de los muros de la cárcel el próximo 25 de diciembre. “En principio, da la impresión que se hizo la movida para distraer la atención de la policía paraguaya hacia el paso fronterizo con Argentina, desviando la atención del atentado en el penal”, sostuvo una fuente de la investigación, según Página/12.

Mientras la inteligencia argentina sigue investigando para determinar el peligro, persisten las dudas sobre el denunciante anónimo, que más tarde fue identificado como Hassan Zein Aldeen, quien hasta el momento no parece representar un peligro. Sin embargo, continúan trabajando las fuerzas de seguridad para confirmar qué fue lo sucedido y si hay una amenaza real, y el Ministerio de Justicia informó que todas sus fuerzas de seguridad federales fueron puestas a disposición para asistir en la investigación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: