EE.UU. bombardea milicias respaldadas por Irán en Siria


  • El Pentágono confirmó que el ataque fue en respuesta a los ataques recientes contra personal estadounidense y de la coalición en Irak.
ARCHIVO – Una vista general de la embajada de Estados Unidos en Irak, enclavada en la Zona Verde que fue atacada en enero con dos cohetes. Enero 7 de 2020.

Por Voz de América – Redacción / Fotos Voa News  y Agencia de noticias AP / Edición Oipol – Washington D.C. – Estados Unidos llevó a cabo el jueves un ataque aéreo en Siria contra una estructura que pertenecía a lo que dijo eran milicias respaldadas por Irán, en aparente respuesta a los ataques con cohetes contra objetivos estadounidenses en Irak.

Un comunicado del secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, reseña el ataque, indicando que:  “Bajo la dirección del presidente Biden, las fuerzas militares estadounidenses a principios de esta noche realizaron ataques aéreos contra la infraestructura utilizada por grupos militantes respaldados por Irán en el este de Siria”.

El comunicado confirma que los ataques fueron autorizados “en respuesta a los recientes ataques contra el personal estadounidense y de la Coalición en Irak, y a las amenazas continuas a ese personal”, e indica que “específicamente…destruyeron varias instalaciones ubicadas en un punto de control fronterizo utilizado por varios grupos militantes respaldados por Irán, incluidos Kait’ib Hezbollah (KH) y Kait’ib Sayyid al-Shuhada (KSS)”.

Si bien el ataque  podría ser la primera medida de represalia de Estados Unidos después de los ataques de la semana pasada, la medida parecía tener un alcance limitado, lo que podría reducir el riesgo de escalada, reportó Reuters.

Según la agencia noticiosa, la decisión de atacar solo en Siria y no en Irak daría al gobierno iraquí un respiro mientras lleva a cabo su propia investigación del ataque del 15 de febrero que dejó heridos a estadounidenses.

El comunicado del Pentágono califica el ataque como  una “respuesta militar proporcionada se llevó a cabo junto con medidas diplomáticas, incluida la consulta con los socios de la Coalición”.

La operación envía un mensaje inequívoco, agrega la declaración: “el presidente Biden actuará para proteger al personal estadounidense y de la Coalición. Al mismo tiempo, hemos actuado de una manera deliberada que tiene como objetivo reducir la situación general tanto en el este de Siria como en Irak”.

Los ataques militares estadounidenses en represalia se han producido varias veces en los últimos años.

Los ataques con cohetes contra posiciones estadounidenses en Irak se llevaron a cabo mientras Washington y Teherán buscan una forma de regresar al acuerdo nuclear de 2015 abandonado por el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En el ataque del 15 de febrero, cohetes alcanzaron la base militar estadounidense ubicada en el Aeropuerto Internacional de Erbil en la región dirigida por los kurdos, matando a un contratista no estadounidense e hiriendo a varios contratistas estadounidenses y a un miembro del servicio estadounidense. Otro misil impactó una base que albergaba a las fuerzas estadounidenses al norte de Bagdad días después, hiriendo al menos a un contratista.

Artículo Vinculado
Residentes kurdos de Qamishli, en el noreste de Siria, lanzan patatas a blindados estadounidenses que abandonan el área. Los kurdos se sintieron traicionados por Estados Unidos.

Kurdos en Siria e Irak esperan más apoyo de administración Biden

Los kurdos en Irak y Siria ha sido importantes aliados de Estados Unidos en la lucha contra ISIS. Ahora los kurdos esperan ver qué traerá una administración Biden para ellos y su región.

Por Sirwan Kajjo, Voa News  / Edición Oipol, 04 Enero 2021 07:59 AM – Washington – Apoyados por la coalición encabezada por Estados Unidos, las fuerzas kurdas en Irak y Siria ayudaron a liberar enormes territorios en ambos países que estaban bajo el grupo Estado Islámico. Ahora que el llamado califato del grupo terrorista dejó de existir, los grupos kurdos creen que su alianza con Estados Unidos debe continuar para asegurar la estabilidad en la región.

En Siria, oficiales kurdos creen que un mayor apoyo político de la entrante administración estadounidense ayudará a traer un fin al prolongado conflicto del país.

“Tenemos una alianza militar como las Fuerzas Democráticas Sirias con la Coalición Global y también Estados Unidos para derrotar a ISIS… ISIS sigue ahí con sus células durmientes, y aún necesitamos tener una alianza política, que es muy importante para nosotros para traer la paz y el fin de la crisis en Siria, que ya tiene diez años”, dijo Sinam Mohamad, representante ante Estados Unidos del Consejo Democrático Sirio.

Mientras la región del Kurdistán en Irak, tiene una relación establecida con Washington, los funcionarios kurdos de Irak esperan que el presidente electo Joe Biden mejorará la estrategia estadounidense hacia Irak y los kurdos.

“Hasta ahora para nosotros es importante que Estados Unidos siga en Irak, mantenga una presencia de tropas, mantenga una fuerte presencia diplomática y haga sentir su presencia, tanto interna como internacionalmente”, dijo Bayan Sami Abdulrahman, representante ante Estados Unidos del Gobierno Regional del Kurdistán.

Durante su período en el senado estadounidense y como vicepresidente en la administración Obama, el presidente electo Joe Biden era visto entre muchos kurdos como un fuerte aliado y simpatizante.

Durante un acto de campaña el año pasado, el entonces candidato Biden criticó al presidente Donald Trump por retirar las tropas estadounidenses de partes del noreste de Siria en octubre del 2019.

“Al retirar precipitadamente a un pequeño número de tropas especiales de Siria, Trump se las arregló para de una vez traicionar a nuestros aliados kurdos que ayudaron a derrotar a ISIS y a crear una crisis humanitaria para civiles inocentes y monitores religiosos que están atrapados en el fuego cruzado”, dijo Biden.

Trump retiró las tropas como parte de una política amplia de minimizar el involucramiento en conflictos extranjeros. Los expertos dicen esperar que Biden mantenga una estrategia antiterrorista en Siria, la cual requerirá de una fuerte alianza entre Estados Unidos y los kurdos iraquíes.

“Sería imposible para los militares estadounidenses mantener su apoyo para la coalición de las Fuerzas Democráticas Sirias en el noreste de Siria sin tener líneas seguras de suministro y refuerzos mediante el gobierno regional kurdo”, dijo Nicholas Heras, del Instituto para el Estudio de la Guerra.

Heras agregó que para tener una política exitosa para prevenir el resurgimiento del Estado Islámico en Siria, la administración Biden necesitaría de un apoyo sostenido de las fuerzas kurdas iraquíes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: