Peligroso grupo criminal condenado a prisión en Estados Unidos


  • Pandilleros violentos sentenciados a cumplir cárcel en una prisión  federal, por participar en una importante conspiración de narcotráfico

Oipol Operativa en Estados Unidos / Nota de la ATF, División de campo de Atlanta / Departamento de Justicia Oficina del Fiscal de EE.UU., Distrito Sur de Georgia, 09 de septiembre de 2021 / Edición  y traducción Oipol – Savannah, Georgia (GA) : Un miembro de una violenta pandilla callejera de Chicago, dos gángsters GhostFace, vinculados a los cárteles de la droga mexicanos han sido condenados a décadas en una prisión federal por sus papeles en una importante conspiración de tráfico de drogas que canalizó grandes cantidades de metanfetamina y otras estupefacientes. en la costa y el sur de Georgia.

Leroy Bozarth, también conocido como “Jack Turtlehead”, de 38 años, de Springfield, Illinois, fue sentenciado a 235 meses de prisión después de declararse culpable de conspiración para poseer con intención de distribuir cantidades de metanfetamina, dijo David H Estes, Fiscal Federal Interino para el Distrito Sur de Georgia. El juez de la Corte de Distrito de los Estados Unidos, R. Stan Baker, también ordenó a Bozarth que cumpliera tres años de libertad supervisada después de completar su condena en prisión. 

Es procedente informar que, no hay libertad condicional en el sistema federal.

“Hacer nuestras comunidades más seguras significa eliminar a los criminales violentos que ponen en peligro nuestros vecindarios, especialmente aquellos afiliados a pandillas callejeras”, dijo el Fiscal Federal Interino Estes. “Como [líder] de una pandilla así, Leroy Bozarth usó la violencia, el miedo y la intimidación como herramientas de su tráfico de drogas. Nuestras calles estarán más seguras con él y sus cómplices tras las rejas “.

Bozarth fue uno de los 35 acusados ​​como parte de Operation Stranded Bandit, como se describe en la acusación revelada en diciembre de 2020. Otras figuras clave sentenciadas en el Tribunal de Distrito de estadounidense Incluyen:

  • Dustin Lax , alias “Tyrone White”, 45, de Garden City, Ga., Sentenciado a 188 meses en una prisión federal y ordenado a cumplir tres años de libertad supervisada, después de declararse culpable de conspiración para poseer, con la intención de distribuir, una cantidad de metanfetamina. Lax, un jefe de la violenta pandilla criminal callejera de supremacistas blancos GhostFace Gangsters, tiene 34 condenas previas por delitos graves y actualmente enfrenta cargos estatales relacionados con un asesinato durante un allanamiento de morada y un caso de agresión agravada en el que se le acusa de arrastrar a una mujer, desde un coche para que su compañero pudiera dispararle por la espalda.
  • Víctor López Blanco , alias “Victoriano”, 51, de Jonesboro, Ga., sentenciado a 292 meses de prisión y condenado a cumplir cinco años de libertad supervisada, después de declararse culpable de conspiración para poseer, con intención de distribuir,  50 gramos o más de metanfetamina. López- Blanco, residente de México y extranjero ilegal, que ingresó por primera vez a los Estados Unidos en 2003, sirvió como conducto para receptar la metanfetamina enviada por violentos cárteles mexicanos a través del área de Atlanta y hacia Savannah.
  • Heather Sloan , alias “Honey”, de 35 años, de East Dublin, Ga., la sentencia es a 30 meses de prisión y a la que se le ordenó cumplir cinco años de libertad supervisada, después de declararse culpable de conspiración. Poseer con la intención de distribuir 5 gramos o más de metanfetamina. Sloan, un afiliado de Ghost Face Gangsters, facilitó la distribución de metanfetamina en el centro y la costa de Georgia.

La investigación y las acusaciones surgieron de otros enjuiciamientos importantes por tráfico de drogas relacionados con pandillas en la Operación Vanilla Gorilla y la Operación Who’s Laughing Now. Las investigaciones y los enjuiciamientos, bajo las Fuerzas de Trabajo de Lucha contra las Drogas del Crimen Organizado, se dirigieron a organizaciones de tráfico de drogas relacionadas con pandillas en el Distrito Sur y otras regiones.

Bozarth, residente ocasional de Port Wentworth, Georgia, es un delincuente previamente condenado, con antecedentes penales de décadas, que comenzó cuando vendía crack en la preadolescente. Como miembro y “músculo” de los Almighty Simon City Royals, una violenta pandilla callejera de Chicago, Bozarth era parte de una conspiración que transportaba drogas ilegales al Distrito Sur desde México y Atlanta, con la ayuda de múltiples bandas callejeras criminales, entre ellas Ghost Face Gangsters. , La Raza / SUR 13, Bloods, Vice Lords, Gangster Disciples y Aryan Brotherhood.

Los conspiradores operaban dentro y fuera del sistema penitenciario de Georgia, utilizando drones y otros medios para introducir de contrabando teléfonos móviles en las cárceles, para que los conspiradores encarcelados pudieran continuar coordinando las operaciones de tráfico desde México a Georgia. 

De los 35 acusados ​​en Operation Stranded Bandit, al menos 24 se han declarado culpables y muchos de ellos han sido sentenciados, mientras que siete están a la espera de una audiencia, se consideran inocentes a menos que y hasta que se demuestre su culpabilidad.

“La ATF continuará dedicando recursos federales junto con las contribuciones cruciales de cumplimiento de la ley de otras agencias federales, estatales y locales para la búsqueda de erradicar y prevenir la actividad de pandillas criminales”, dijo Beau Kolodka, agente especial adjunto a cargo de la División de campo de Atlanta de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.

“Esta notoria organización de tráfico de drogas distribuyó veneno (metanfetamina) a la comunidad costera y del sur de Georgia, mientras causaba miedo a través de la violencia y la intimidación”, dijo Robert J. Murphy, el agente especial a cargo de la Administración de Control de Drogas (DEA), Atlanta Field División. “A través de asociaciones de [las agencias] aplicación de la ley, estos acusados ​​pasarán un tiempo bien merecido en prisión”.

“Las drogas ilegales y las bandas callejeras criminales no tienen cabida en Georgia. Estos acusados ​​han estado amenazando la seguridad de las comunidades durante años ”, dijo Vic Reynolds, Director de la Oficina de Investigaciones de Georgia (GBI). “Continuaremos trabajando diligentemente junto con nuestros socios locales, como tamnbién federales para investigar y desmantelar las organizaciones de tráfico de drogas”.

El caso es parte de una operación de las Fuerzas de Trabajo de Lucha contra las Drogas del Crimen Organizado (OCDETF). Esta oficina identifica, interrumpe y desmantela las organizaciones criminales de más alto nivel, que amenazan a los Estados Unidos utilizando un enfoque de múltiples agencias dirigido por fiscales, impulsado por inteligencia.

El caso está siendo investigado por agencias como la ATF, la DEA, GBI y el Equipo Antinarcóticos de Savannah-Chatham, y procesado en los Estados Unidos por los fiscales federales adjuntos E. Greg Gilluly Jr. y Jennifer J. Kirkland.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: