Inicio del histórico segundo juicio político a Trump


  • El martes (09/02/2021), cuando el juicio comience, se espera que los abogados de Trump y los gestores de la Cámara que lo procesan nuevamente debatan la constitucionalidad de la celebración del juicio. Pero suponiendo que el Senado vote para seguir adelante, los gestores de la Cámara comenzará a presentar su caso el miércoles (09/02/2021) .

Voz de América – Redacción Foto Voa News / Edición Oipol / Por Ken Bredemeier, 09 Febrero 2021 06:04 AM, Washington Voz de América – Redacción Foto y Audio Voa News / Edición Oipol – El histórico segundo juicio político del expresidente Donald Trump comienza el martes en el Senado de Estados Unidos, por la acusación de incitar a la insurrección hace un mes al instar a sus partidarios a confrontar a los legisladores en el Capitolio mientras certificaban que el demócrata Joe Biden había derrotado a Trump en las elecciones de noviembre del 2020.

La protesta se convirtió en un caos, ya que unos 800 partidarios de Trump irrumpieron en el Capitolio, rompieron puertas y ventanas, saquearon algunas oficinas del Congreso y se enfrentaron con la policía. Cinco personas murieron, incluido un oficial de policía del Capitolio cuya muerte está siendo investigada como homicidio y uno de los asaltantes fue baleado por un oficial de policía.

Los 100 senadores, divididos en partes iguales entre los partidos republicano y demócrata y que escuchan el caso de juicio político contra el presidente de un solo mandato se encuentran en una posición única: muchos de ellos fueron testigos del caos del 6 de enero cuando huyeron de la cámara del Senado por su cuenta para resguardarse de la turba.

Con dos tercios de los votos necesarios para la condena, 17 republicanos tendrían que volverse contra Trump, para que sea condenado, suponiendo que los 50 demócratas voten a favor. Como tal, es casi seguro que Trump será absuelto, tal como ocurrió hace un año cuando fue acusado de solicitar al presidente de Ucrania que investigara a Biden antes de las elecciones de noviembre pasado.

El presidente de Donald Trump, observa al terminar su discurso durante una manifestación para impugnar la certificación de resultados de las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2020. [Foto: Reuters]

Sin embargo, sea cual sea el resultado, Trump es el único presidente en más de dos siglos de historia de Estados Unidos en ser acusado dos veces.

Una semana después del asalto al Capitolio, la Cámara de Representantes votó 232-197, con 10 republicanos uniéndose a los 222 demócratas, para acusar a Trump de “incitación a la insurrección”. Luego, el 20 de enero, Biden asumió como el 46 ° presidente del país y Trump, que ya no estaba en el poder, voló por última vez en el Air Force One a su mansión en Florida, donde permanece desde entonces.

Trump ha rechazado una solicitud de los demócratas para testificar en su defensa en su juicio político y no se espera que asista. El juicio podría durar una semana o más.

Los gestores del juicio político de la Cámara de Representantes recorren el artículo de juicio político contra el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, por la rotonda del Capitolio. [Archivo: Reuters]

Los nueve gerentes de juicio político de la Cámara Demócrata que presentaron el caso contra Trump, varios de ellos exfiscales, afirman que Trump, al instar a sus partidarios a impugnar su derrota electoral en el Capitolio, fue “singularmente responsable” de los disturbios que se produjeron.

Trump instó a sus seguidores a venir a Washington el 6 de enero para protestar por los resultados electorales. En una manifestación cerca de la Casa Blanca, poco antes de que sus partidarios caminaran 16 cuadras hasta el Capitolio, Trump continuó con su aluvión de afirmaciones infundadas durante semanas de que el fraude electoral le había costado otro mandato de cuatro años.

En un momento en el que habló durante más de una hora, Trump les dijo a sus partidarios “que hagan oír sus voces de manera pacífica y patriótica” marchando hacia el Capitolio.

Pero también los exhortó diciendo: “Nuestro país ya ha tenido suficiente. No lo soportaremos más y de eso se trata. Para usar un término favorito que a todos ustedes se les ocurrió, detendremos el robo”.

“Y peleamos”, dijo. “Luchamos como en el infierno y si no luchas como en el infierno, ya no vas a tener un país”.

Antes del juicio, los gestores del juicio político de la Cámara de Representantes dijeron en un escrito legal: “La responsabilidad del presidente Trump por los eventos del 6 de enero es inconfundible” y que la conducta del expresidente “debe declararse inaceptable en los términos más claros e inequívocos”, aunque ya no está en el cargo.

El senador Rand Paul, republicano por Kentucky, presentó una moción el 26 de enero de 2021 en la que insistió en que el juicio político a Donald Trump es inconstitucional. [Foto: AP]

La Constitución de Estados Unidos permite la destitución de los funcionarios declarados culpables de “delitos graves y faltas”. Los dos abogados litigantes con experiencia de Trump que contrató, David Schoen y Bruce Castor, han argumentado que dado que Trump ya no es presidente y, por lo tanto, no puede ser destituido de su cargo, su juicio político es inconstitucional.

Sin embargo, el Senado ha llevado a cabo juicios de acusación de exfuncionarios, no permitiéndoles evitar un juicio por posibles irregularidades al renunciar, como sucedió en un caso de 1876, o en el caso de Trump, al dejar el cargo cuando terminó su mandato. Además, los abogados de juicio político de la Cámara argumentan que Trump incitó a la insurrección y fue acusado por la Cámara mientras aún estaba en el cargo.

El senador Rand Paul de Kentucky, un acérrimo partidario de Trump, intentó bloquear el juicio por tales motivos constitucionales, pero cinco republicanos se unieron a los 50 demócratas en la votación 55-45 para continuar con el juicio. Pero la votación también señaló que el aparente apoyo republicano de Trump a la absolución sigue siendo significativo, más que suficiente para bloquear su condena.

Paul dice que hay una “posibilidad cero de condena”. Si Trump fuera condenado, el Senado, por mayoría simple, podría prohibirle que vuelva a ocupar el cargo.

El martes, cuando el juicio comience, se espera que los abogados de Trump y los gestores de la Cámara que lo procesan nuevamente debatan la constitucionalidad de la celebración del juicio. Pero suponiendo que el Senado vote para seguir adelante, los gestores de la Cámara comenzarían a presentar su caso el miércoles, probablemente mostrando algunos fragmentos de videos del caos.

Entonces los abogados del expresidente responderían con su defensa. Según un acuerdo anunciado el lunes por los líderes del Congreso, cada lado tendrá 16 horas durante dos días para presentar sus argumentos.

Los partidarios de Trump se reúnen frente al Capitolio el 6 de enero de 2021 en Washington.

Los abogados de Trump han preparado una defensa enérgica y sostienen que el expresidente no es responsable de lo ocurrido el 6 de enero.

En un escrito presentado el lunes, sostuvieron que el caso en su contra equivale a un “teatro político” presentado por demócratas anti-Trump. Los abogados de Trump sugirieron que simplemente estaba ejerciendo su derecho de libertad de expresión garantizado constitucionalmente cuando cuestionó los resultados de las elecciones y argumentaron que alentó explícitamente a sus partidarios a participar en una protesta pacífica.

“En cambio, este fue solo un intento egoísta del liderazgo demócrata en la Cámara para aprovechar los sentimientos de horror y confusión que cayeron sobre todos los estadounidenses en todo el espectro político al ver la destrucción en el Capitolio el 6 de enero por unos pocos cientos de personas”, escribieron los abogados. “En lugar de actuar para sanar a la nación, o al menos centrarse en enjuiciar a los infractores de la ley que irrumpieron en el Capitolio, la presidenta de la Cámara (Nancy Pelosi) y sus aliados han tratado de aprovechar cruelmente el caos del momento para obtener ganancia a favor de sus propios intereses políticos”.

En respuesta, los demócratas de la Cámara de Representantes que procesaron a Trump dijeron: “Vivimos en una nación gobernada por el estado de derecho, no por la violencia de las turbas incitada por presidentes que no pueden aceptar su propia derrota electoral”.

“La evidencia de la conducta del presidente Trump es abrumadora”, escribieron los gestores. “No tiene excusa ni defensa válida para sus acciones. Y sus esfuerzos por escapar de la responsabilidad son totalmente inútiles. Según lo argumentado en el artículo de acusación, el presidente Trump violó su juramento y traicionó al pueblo estadounidense”.

Solicite aquí la Camisa Institucional OIPOL, con Certificado de Marca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: