Expresidente argentino muere en Buenos Aires


  • Menem fue condenado por el pago de sobresueldos en su gobierno, la venta de un predio de Palermo a la Sociedad Rural y aún tiene pendiente la causa por la explosión de Río Tercero. 

Por Voz de América – Redacción / Agencia Telam / / Fotos Voa News y Telam / Edición OIPOL – El expresidente argentino Carlos Saúl Menem, una de las figuras más descollantes y  por actos de corrupción, de extracción de la derecha peronista, de mandatos ejercidos en finales del siglo XX, falleció el domingo a los 90 años en un sanatorio de Buenos Aires, informaron su familia y el gobierno.

Menem padecía de varios problemas de salud y estaba internado desde mediados de diciembre por una infección urinaria en el sanatorio Los Arcos, en la capital de Argentina.

El presidente Alberto Fernández lamentó “con profundo pesar” la muerte de Menem en su cuenta de Twitter y dijo que había sido informado de la noticia por Zulema, la hija del expresidente.

Otros funcionarios también despidieron a Menem por las redes sociales.

Hijo de inmigrantes sirios, Menem fue presidente de 1989 a 1999, y en 2005 ocupó una banca en el Senado como representante de la provincia occidental de La Rioja.

Fue un político muy carismático, primero querido y luego duramente criticado por sus reformas económicas, y durante su mandato fue un estrecho aliado de Estados Unidos.

Su plan económico que implicó un fuerte reducción del Estado y una paridad del peso con el dólar tuvo un éxito temporal que gozó de una amplia popularidad entre los argentinos, pero después se desplomó por una crisis económica a fines de su segundo mandato.

Su vida estuvo salpicada por varios escándalos tanto en su vida pública como privada.

Perdió a su hijo Carlos en 1995 en un accidente de helicóptero en un hecho que hasta hoy se vincula a disputas de poder.

Separado de su primera esposa Zulema Yoma, durante un escandaloso suceso en la residencia presidencial de Olivos, se casó en 2001 con la modelo chilena Cecilia Bolocco, con quien tuvo un hijo llamado Máximo en 2003, nacido en Santiago de Chile.

También fue Acusado de vender armas de forma ilegal a Croacia y Ecuador entre 1991 y 1995, y fue arrestado en 2001, pero el caso después fue suspendido.

El gobierno anunció que el velorio de Menem en Congreso tendrá restricciones debido a la pandemia de coronavirus y no habrá presencia de la prensa por pedido de su familia. Este lunes será sepultado en un cementerio islámico en La Tablada, al sur del Gran Buenos Aires, a pesar de que era católico.

“Va a descansar en el cementerio islámico junto a mi hermano (Carlos)”, dijo su hija Zulema.

El expresidente Carlos Menem durante su última campaña por la presidencia de Argentina en 2003. Foto Voa News
Causas judiciales

El mandatario fue condenado por el pago de sobresueldos en su gobierno, la venta de un predio de Palermo a la Sociedad Rural y aún tiene pendiente la causa por la explosión de Río Tercero. 

La gestión de más diez años de gobierno de Carlos Saúl Menem derivó en una serie de denuncias y resonantes investigaciones judiciales, aunque en la mayoría de las causas el exmandatario no llegó a recibir condenas.

La venta ilegal de armas a Ecuador y Croacia, por la que pasó una breve temporada detenido, la explosión de la fábrica militar de Río Tercero y las supuestas coimas negociadas en el plan de privatizaciones fueron otros de los problemas que se acumularon en los tribunales.

Si bien tuvo muchas denuncias en su contra, Menem solo fue condenado por el pago de sobresueldos a funcionarios de su gobierno y por la venta del predio de Palermo a la Sociedad Rural, en 1991, mientras que en el caso de la explosión de Rio Tercero aún estaba pendiente un fallo de la Corte sobre el inicio del juicio.

Menem fue absuelto en los juicios por la venta ilegal de armas a Ecuador y Croacia y por el encubrimiento por el atentado a la Amia.

La explosión en la fábrica militar de Río Tercero (Córdoba) en 1995, dejó siete muertos, centenares de heridos y una ciudad destruida.

Según la investigación judicial, el objetivo de la explosión fue ocultar el faltante de armas producto del envío ilegal a Ecuador y Croacia.

Denuncias por sobreprecios

Durante su gestión se generaron diversas denuncias por sobreprecios en las privatizaciones y pedidos de coimas en los procesos de licitaciones.

“Yo robo para la corona” fue la frase que en mayo de 1990 quedó en la historia atribuida al entonces jefe del bloque peronista, José Luis Manzano, que de esta forma se refirió a los pedidos de coimas que se realizaban a las empresas que buscaban ganar alguna licitación de las empresas públicas sometidas a privatización.

A fin de ese mismo año, la empresa estadounidense Swift-Armour dio a conocer que altos funcionarios del Gobierno nacional le habían pedido una coima para autorizar la instalación de una planta.

Esta situación generó la acusación de parte del embajador de Estados Unidos, Terence Todman, un diplomático de fuerte influencia en su país, y terminó en la la renuncia del cuñado del entonces presidente, Emir Yoma, y del ministro de Economía, Antonio Erman González, quien dejó el cargo a Domingo Cavallo, que hasta ese momento ejercía como canciller.

También la jefa de ceremonial, Amira Yoma, estuvo vinculada al escándalo conocido como Yomagate, donde se denunciaba el tráfico de valija procedentes de Nueva York con dólares para el blanqueo en operaciones financieras e inmobiliarias en el país.

Menem construyó una mayoría automática en la Corte Suprema, al lograr aprobar la ley para ampliar de cinco a nueve miembros su integración. Al máximo tribunal llegaron hombres de confianza de su hermano Eduardo Menem y del jefe de la Secretaria de Inteligencia (SIDE), Hugo Anzorreguy.

La Corte de la “mayoría automática” fue presidida a partir de 1993 por Julio Nazareno, un exsocio del bufete de Eduardo Menem en La Rioja, y el vice fue Eduardo Moliné O’Connor, cuñado del entonces jefe de la SIDE, Hugo Anzorreguy, ambos desplazados en 2003.

Tras el cambio de la composición de la Corte Suprema realizada durante el gobierno de Néstor Kirchner, Menem ya no tenía esa protección del alto tribunal y la justicia condenó al exmandatario por los sobresueldos pagados a funcionarios, por la venta del predio de Palermo de la Sociedad Rural, luego estatizado durante el mandato de Cristina Fernández de Kirchner, en tanto quedó pendiente la resolución en el caso de la explosión de Río Tercero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: