La Asamblea de Madrid quiere sancionar a los que promueven el odio a los Judios


  • España / Antisemitismo 
  • La Asamblea de Madrid quiere eliminar subsidios a las entidades que fomentan el odio a los judíos

El portavoz del Grupo parlamentario Popular (GPP) en la Asamblea de Madrid, Alfonso Serrano, impulso la propuesta de Ley de Iniciativa Legislativa de la Asamblea de Madrid ante el Congreso de los Diputados, para la modificación de la norma reguladora del Derecho de Asociación para luchar contra el antisemitismo. La ACOM destacó “la firmeza de las fuerzas comprometidas en la lucha contra el antisemitismo”.

Información foto y video Agencia AJN / Edición Oipol, 24 febrero, 2021- Un proyecto de ley fue presentado ante la Asamblea de Madrid para la modificación de la ley reguladora del Derecho de Asociación para luchar contra el antisemitismo que insta a las Cortes Generales a que se eliminan las ayudas y subvenciones a entidades que fomentan el odio y el boicot a los negocios judíos.

El portavoz del Grupo parlamentario Popular (GPP) en la Asamblea de Madrid, Alfonso Serrano, impulso la propuesta de Ley de Iniciativa Legislativa de la Asamblea de Madrid ante el Congreso de los Diputados, para la modificación de la norma reguladora del Derecho de Asociación para luchar contra el antisemitismo.

“Desde el GPP estamos firmemente comprometidos en la lucha contra el odio, por eso hemos registrado en la Asamblea una Proposición de Ley para instar a las Cortes Generales a que legisle en esta materia”, explicó el portavoz regional.

La Comunidad de Madrid no tiene competencia para modificar los requisitos y condiciones que para ser beneficiario de subvenciones se establecen de forma básica en la Ley estatal, por eso Serrano indicó que “en los últimos tiempos estamos viendo diversas actitudes que tratan de boicotear al pueblo judío, y por eso desde el GPP queremos, ya que la Comunidad de Madrid no tiene competencias, que las Cortes Generales lo hagan”.

A través de su cuenta en Twitter, Serrano expresó que “contra el antisemitismo no hay medias tintas”. “Desde

la Asamblea proponemos a las Cortes que se acabe con las ayudas y subvenciones a entidades que fomentan el odio y el boicot a los negocios judíos”, agregó. “Instamos al Congreso de los Diputados a eliminar las subvenciones y ayudas públicas a entidades que fomentan el odio antisemita”, reclamó.

La diputada del GPP, Almudena Negro, apuntó que “la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA) logró que el 26 de mayo de 2016 un total de 31 países, entre los que se encuentra España desde 2008, adoptasen una definición práctica de antisemitismo, que incluye declaraciones de odio hacia los judíos”.

“No podemos consentir que en España haya asociaciones que se dediquen con dinero público a difundir ese odio hacia el pueblo judío, por eso esta iniciativa va dirigida a modificar la Legislación Española para que las asociaciones BSD (de boicot a Israel) no puedan recibir ni subvenciones ni financiación pública de ningún tipo”.

Serrano sostuvo que “se considera justificada la necesidad de recoger de forma expresa en la legislación estatal aplicable la prohibición de contratar o de obtener la condición de beneficiario de una ayuda pública, o de actuar como entidad colaboradora, para todo tipo de entidad que incurra en prácticas discriminatorias por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o por motivos antisemitas o circunstancia personal o social, haciendo hincapié en el antisemitismo”.

Agencia AJN

Por lo tanto, Negro precisó que “con la solución legislativa que esta iniciativa proporciona se conseguirá la modificación por el Congreso de los Diputados de las leyes que regulan las subvenciones y contratos públicos, para inhabilitar a aquellas entidades que realizan prácticas discriminatorias.

La iniciativa fue bien recibida por la ACOM (Acción y Comunicación sobre Oriente Medio) que destacó “la firmeza de las fuerzas comprometidas en la lucha contra el antisemitismo”.

“Esta propuesta del GPP de la Asamblea de Madrid para que sea sometida a las Cortes busca eliminar las subvenciones y ayudas públicas a entidades que fomentan el odio antisemita, una medida moral y efectiva para acabar contra esa lacra y sus diversas manifestaciones”, señaló la organización independiente que promueve la relación entre España e Israel a través del trabajo conjunto con gobiernos, partidos políticos y sociedad civil.

En este sentido indicó que la iniciativa “no sólo recoge la relevancia de la adopción de la definición de antisemitismo de la IHRA, sino que incluye las modificaciones legislativas necesarias para que el odio, a cara descubierta o enmascarado, no encuentre cobijo en el espacio público”.

“Es importante reconocerles como el mejor baluarte para plantar cara a un odio que une a extremistas de toda condición”, transmitieron desde la organización pro israelí.

La ACOM agradeció a la presidente de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y a su Gobierno por “su compromiso y férreo combate contra el antisemitismo en todas sus expresiones”.

Madrid quiere sumarse, una vez más, al movimiento internacional contra el antisemitismo, a través de la adopción de la definición de antisemitismo de la IHRA, así como de las modificaciones legislativas necesarias para frenar dicha lacra.

El antisemitismo es, según la definición adoptada, una cierta percepción de los judíos que puede expresarse como el odio a los judíos. Las manifestaciones físicas y retóricas del antisemitismo se dirigen a las personas judías o no judías y/o a sus bienes, a las instituciones de las comunidades judías y a sus lugares de culto.

En este sentido, las manifestaciones de antisemitismo pueden incluir ataques contra el Estado de Israel, concebido como una colectividad judía. Sin embargo, las críticas contra Israel, similares a las dirigidas contra cualquier otro país no pueden considerarse antisemitismo.

Lo cierto es que existen alcaldes de un total de 58 ayuntamientos en España han denominado a sus pueblos y ciudades “Espacios Libres de Apartheid Israelí”. Las mociones transcritas de los plenos municipales aprobaban que los gobiernos locales no contrataran ninguna empresa, producto, entidad u organización que fuera israelí o tuvieran relación con el pueblo judío.

Las mociones antisemitas e ilegales se fueron consolidando con total impunidad en los consistorios liderados por alcaldes de Podemos, IU y PSOE. De este modo, compañías de teatro, conferenciantes, cineastas, actores o empresas israelíes vieron rechazada su contratación por parte de las formaciones izquierdistas locales ante la perplejidad de los afectados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: