Corrupción exportada por empresa brasileña es penada en EE.UU.


  • Dos ejecutivos bancarios acusados ​​de conspirar para lavar cientos de millones de dólares a través del sistema financiero estadounidense en relación con el plan de soborno y fraude de Odebrecht
Peter Weinzierl, de 55 años

Oipol Operativa en el Mundo / Nota del Departamento de Justicia de los Estados Unidos / Edición y traducción de Oipol – Un austriaco fue arrestado ayer, en el Reino Unido, por cargos penales relacionados con su presunta participación en una conspiración para lavar cientos de millones de dólares a través del sistema financiero estadounidense como parte de un plan para pagar sobornos en todo el mundo y defraudar al gobierno brasileño. 

La acusación revelada el 25/05/20212, fue devuelta previamente por un gran jurado federal en Brooklyn, Nueva York, y acusa a Peter Weinzierl, de 55 años, y Alexander Waldstein, de 73, ambos de Austria, por su participación en un esquema de lavado de dinero masivo que involucra a Odebrecht SA (Odebrecht), un conglomerado de construcción global con sede en Brasil. Weinzierl fue arrestado el mismo día 25 de mayo, en el Reino Unido en respuesta a una solicitud de arresto provisional de los Estados Unidos. Waldstein sigue prófugo de la Justicia.

Weinzierl se desempeñó como director ejecutivo y Waldstein como director de un banco austriaco y ambos eran miembros de la junta de un la entidad financiera de Antigua. Según la acusación, aproximadamente entre 2006 y 2016, Weinzierl y Waldstein conspiraron con Odebrecht con el fin  de lavar dinero en un plan para defraudar a la autoridad tributaria de Brasil, por más de $100 millones, en impuestos y crear fondos para sobornos utilizados por Odebrecht para pagar cientos de millones de dólares en operaciones corruptas a  funcionarios públicos de todo el mundo. 

Según la acusación formal de Estados Unidos, Weinzierl, Waldstein y sus co-conspiradores utilizaron transacciones fraudulentas y acuerdos ficticios para mover más de $170 millones de cuentas bancarias en Nueva York a nombre de Odebrecht, a través del banco austriaco, a cuentas bancarias de empresas fantasma en el extranjero, controladas sigilosamente por Odebrecht. 

Como parte del plan, Odebrecht utilizó los fondos para sobornos canalizados a las cuentas bancarias de las empresas fantasmas en el extranjero para pagar sobornos. 

Odebrecht registró falsamente cientos de millones de dólares en transferencias internacionales enviadas al banco austriaco como gastos comerciales legítimos y dedujo los pagos fraudulentos de las ganancias generales que reportó en Brasil, reduciendo así su obligación tributaria y evadiendo más de $100 millones en impuestos. 

Las cuentas bancarias de las empresas fantasmas involucradas en el esquema y utilizadas para pagar sobornos a funcionarios extranjeros se mantenían en el banco de Antigua que Weinzierl, Waldstein y sus co-conspiradores controlaban y utilizaban para promover el esquema. Weinzierl y Waldstein, también generando millones de dólares en ganancias ilegítimas por fuera transferidos del banco de Antigua a una cuenta de corretaje ubicada en los Estados Unidos. Esto con el propósito de comprar valores del Tesoro de los Estados Unidos y acciones y bonos corporativos en las bolsas estadounidenses. A cambio de su papel en el plan, Weinzierl y Waldstein cobraron comisiones sustanciales en beneficio de los bancos de Austria y Antigua. 

Cabe indicar que, el 21 de diciembre de 2016, Odebrecht se declaró culpable en un tribunal federal de Brooklyn en un proceso criminal, que lo acusaba de conspiración para violar las disposiciones contra el soborno de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA), por la participación en  soborno y lavado de dinero.

Weinzierl y Waldstein están acusados ​​de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero y dos cargos de lavado de dinero promocional internacional. Weinzierl también está acusado de un cargo de participar en una transacción de propiedad derivada de delitos. Si son declarados culpables de todos los cargos, Weinzierl y Waldstein enfrentarían una pena máxima de 70 y 60 años de prisión, respectivamente. 

Un juez de un tribunal de distrito federal en Brooklyn tendrá un veredicto después de considerar las Pautas de Sentencia de EE. UU. y otros factores legales.

El Secretario de Justicia Auxiliar Interino Nicholas L. McQuaid de la División de Penal del Departamento de Justicia; El Fiscal Federal Interino Mark J. Lesko para el Distrito Este de Nueva York; y el subdirector a cargo William F. Sweeney Jr. de la oficina local del FBI en Nueva York hicieron el anuncio.

Es procedente informar que la brigada de corrupción internacional del FBI en Nueva York está investigando este caso. 

El Abogado Litigante Michael Culhane Harper de la Sección de Fraude de la División Criminal, el Abogado Litigante Michael B. Redmann de la Sección de Lavado de Activos y Recuperación de Activos de la División Criminal, y la Fiscal Federal, Julia Nestor de la Fiscalía Federal para el Distrito Este de Nueva York están procesando todos el  caso. También la Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia y las autoridades del Reino Unido brindaron una asistencia significativa.

La Sección de Fraude es responsable de investigar y procesar todos los asuntos de la FCPA. Puede encontrar información adicional sobre los esfuerzos de cumplimiento de la FCPA del Departamento de Justicia en www.justice.gov/criminal/fraud/fcpa .

La Iniciativa de Recuperación de Activos de Cleptocracia, en la Sección de Lavado de Activos y Recuperación de Activos de la División Criminal se formó para enjuiciar a los lavadores de dinero y confiscar el producto de la corrupción de funcionarios extranjeros y, cuando corresponda, para utilizar esos activos recuperados para beneficiar a las personas perjudicadas por la corrupción. 

Las personas con información sobre posibles ganancias de corrupción extranjera ubicadas o blanqueadas a través de los Estados Unidos deben comunicarse con la policía federal o enviar un correo electrónico a kleptocracy@usdoj.gov.

Una acusación es simplemente una acusación y todos los acusados ​​se presumen inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad más allá de una duda razonable en un tribunal de justicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: