Acusan en Nueva York a dos iraníes por atentados a estadounidenses 


  • Dos ciudadanos de Irán acusados ​​de emprender una campaña de desinformación y amenazas cibernética diseñada para influir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2020

Oipol Operativa en Estados Unidos | Departamento de Justicia, Oficina de Asuntos Públicos, Jueves, 18 de noviembre de 2021| Traducción y edición Oipol, 19 de noviembre | Foto VOA – El día 18 de noviembre se reveló una acusación formal en Nueva York a dos ciudadanos iraníes por su participación en una campaña cibernética para intimidar e influir en los votantes estadounidenses, socavar la confianza de los votantes y sembrar discordia, en relación con las elecciones presidenciales estadounidenses de 2020.

Según documentos judiciales, Seyyed Mohammad Hosein Musa Kazemi (سید محمد حسین موسی کاظمی), también conocido como Mohammad Hosein Musa Kazem, también conocido como Hosein Zamani, de 24 años, y Sajjad Kashian (سجاد کاشیان (سجاد کاشیان), también conocido como Kiarash Nabavi, ambos de Irán, de 27 años, de al menos un sitio web electoral estatal; envió mensajes de correo electrónico amenazantes para intimidar e interferir con los votantes; creó y difundió un video que contenía desinformación sobre supuestas vulnerabilidades de la infraestructura electoral; intentó acceder, sin autorización, a los sitios web relacionados con la votación de varios estados; y obtuvo con éxito acceso no autorizado a la red informática de una empresa de medios de Estados Unidos que, de no ser por los esfuerzos exitosos del FBI y de la compañía víctima por mitigar, habría proporcionado a los conspiradores otro vehículo para difundir afirmaciones falsas después de las elecciones.

«Esta acusación detalla cómo dos actores con sede en Irán llevaron a cabo una campaña coordinada y dirigida para erosionar la confianza en la integridad del sistema electoral estadounidense y sembrar la discordia entre los estadounidenses», dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Matthew G. Olsen, de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia. “Las acusaciones ilustran cómo operan las campañas de desinformación extranjeras y buscan influir en el público estadounidense. El Departamento está comprometido a exponer e interrumpir los esfuerzos de influencia extranjera maligna utilizando todas las herramientas disponibles, incluidos los cargos penales «.

«Como se alega, Kazemi y Kashian eran parte de una conspiración coordinada en la que los piratas informáticos iraníes buscaban socavar la fe y la confianza en las elecciones presidenciales de Estados Unidos», indicó el fiscal federal Damian Williams, para el Distrito Sur de Nueva York. “Trabajando con otros, Kazemi y Kashian accedieron a información de votantes de la base de datos al menos de un estado, amenazaron a los votantes estadounidenses por correo electrónico e incluso difundieron un video ficticio que pretendía representar a actores fabricando boletas en el extranjero. Estados Unidos nunca tolerará los intentos de ningún actor extranjero de socavar nuestras elecciones libres y democráticas. Como resultado de los cargos revelados hoy, y los esfuerzos simultáneos de nuestros socios del gobierno de Estados Unidos, Kazemi y Kashian siempre mirarán por encima de sus hombros mientras nos esforzamos por llevarlos ante la justicia «, afirmó el fiscal.

“El FBI sigue comprometido a contrarrestar la actividad cibernética maliciosa dirigida a nuestro proceso democrático”, dijo el subdirector Bryan Vorndran de la División Cibernética del FBI. “Trabajando rápidamente con nuestros socios del sector privado, [junto al] gobierno de Estados Unidos antes de las elecciones, pudimos interrumpir, [para] mitigar esta actividad maliciosa y luego habilitar las operaciones conjuntas, secuenciadas de hoy contra el adversario. El anuncio de hoy muestra lo que podemos lograr como comunidad y como país cuando trabajamos juntos y el FBI continuará haciendo su parte para mantener segura nuestra democracia ”.

Según las acusaciones contenidas y reveladas:

La campaña de intimidación e influencia de los votantes

A partir de aproximadamente agosto de 2020 y hasta noviembre de 2020, Kazemi, Kashian y otros conspiradores comenzaron una campaña coordinada para socavar la fe y la confianza en las elecciones presidenciales de 2020 (la «Campaña de intimidación e influencia de los votantes») y sembrar la discordia dentro de la sociedad estadounidense. La acción tuvo cuatro componentes:

  • En septiembre y octubre de 2020, los miembros de la conspiración realizaron un reconocimiento e intentaron comprometer aproximadamente 11 sitios web estatales de votantes. Esos esfuerzos dieron como resultado la explotación exitosa de un sistema informático mal configurado de un estado de los Estados Unidos en particular («Estado-1»), y la descarga no autorizada resultante de información sobre más de 100,000 votantes del Estado-1.
  • En octubre de 2020, miembros de la conspiración, alegando ser un «grupo de voluntarios de Proud Boys», enviaron mensajes de Facebook y correos electrónicos (los «Mensajes de elecciones falsas») a senadores republicanos, miembros republicanos del Congreso, personas asociadas con la campaña presidencial de Donald J. Trump, asesores de la Casa Blanca y miembros de los medios de comunicación. Los Mensajes Falsos de Elecciones afirmaron que el Partido Demócrata planeaba explotar «serias vulnerabilidades de seguridad» en los sitios web estatales de registro de votantes para «editar boletas por correo o incluso registrar votantes inexistentes». Los Mensajes de Falsas Elecciones fueron acompañados por un video (el «Video de Falsas Elecciones») con el logo de Proud Boys, con intrusiones simuladas y el uso de datos de votantes del Estado-1,[1]
  • También en octubre de 2020, los conspiradores participaron en una campaña de intimidación de votantes en línea, que incluía la difusión de un mensaje amenazante (los «Correos electrónicos de amenaza al votante»), que decía ser de los Proud Boys. Estos fueron remitidos a decenas de miles de votantes registrados, incluidos algunas víctimas, que la conspiración había obtenido su información en sitio web del Estado-1. Los correos electrónicos se enviaron a demócratas registrados y amenazaron a los destinatarios con atacarlos físicamente, si no cambiaban la afiliación a su partido y votaban por el presidente Trump.
  • El 4 de noviembre de 2020, el día después de las elecciones presidenciales de Estados Unido, los conspiradores buscaron aprovechar las intrusiones de principios de septiembre y octubre de 2020 en las redes informáticas de una empresa de medios estadounidense (Media Company-1). Específicamente, ese día, los conspiradores intentaron usar credenciales robadas para acceder nuevamente a la red de Media Company-1, que les habría proporcionado otro vehículo de información para difundir más afirmaciones falsas, sobre la elección a través de contenido creado o modificado. Sin embargo, debido a una notificación anterior, de la víctima al FBI, Media Company-1 ya había mitigado el acceso no autorizado de los conspiradores y estos intentos de inicio de sesión fallaron.

Antecedentes de Kazemi y Kashian

Kazemi y Kashian son piratas informáticos experimentados, con sede en Irán, que trabajaron como contratistas para una empresa iraní, antes conocida como Eeleyanet Gostar y ahora conocida como Emennet Pasargad. Eeleyanet Gostar pretendía proporcionar servicios de ciberseguridad dentro de Irán. Entre otras cosas, se sabe que Eeleyanet Gostar ha prestado servicios al gobierno iraní, incluido al Consejo de Guardianes.

Como parte de su papel en la Campaña de Intimidación e Influencia del Votante, Kazemi comprometió los servidores informáticos que se usaban, para enviar los correos electrónicos de amenaza a los votante, redactó esos correos electrónicos y comprometió los sistemas de Media Company-1. Kashian administró la infraestructura informática de los conspiradores, utilizada para llevar a cabo la campaña Voter Threat Emails, compró cuentas de redes sociales con el fin de promover la “cruzada” de intimidación e influencia de los electores.

Kazemi y Kashian están acusados ​​de un cargo de conspiración para cometer fraude y abuso informáticos, intimidar a los votantes y transmitir amenazas interestatales, lo que conlleva una sentencia máxima de cinco años de prisión; un cargo de intimidación de votantes, que conlleva una pena máxima de un año de prisión; y un cargo de transmisión de amenazas interestatales, que conlleva una sentencia máxima de cinco años de prisión. Kazemi también está acusado de un cargo de intrusión informática no autorizada, que conlleva una pena máxima de cinco años de prisión; y un cargo de fraude informático, a saber, dañar conscientemente una computadora protegida, que conlleva una pena máxima de 10 años de prisión. 

Un juez de un tribunal de distrito federal determinará cualquier sentencia después de considerar las Pautas de Sentencia de Estados Unidos y otros factores estatutarios.

Simultáneamente con la apertura de la acusación, el Departamento de la Oficina del Tesoro de Control de Activos Extranjeros (OFAC) designó a Emennet Pasargad, Kazemi, Kashian y otros cuatro ciudadanos iraníes, que componen el liderazgo de Emennet Pasargad, de conformidad con la Orden Ejecutiva 13848, «Imponer ciertas sanciones en el Evento de interferencia extranjera en una elección de Estados Unidos «. Además, el Programa de Recompensas por la Justicia del Departamento de Estado, ofrece una recompensa de hasta $10 millones por la información sobre las actividades de Kazemi y Kashian.

La División Cibernética del FBI y la Oficina de Campo de Cleveland están investigando el caso.

Los fiscales federales adjuntos Dina McLeod, Louis A. Pellegrino, el abogado litigante Adam Small de la Sección de Contrainteligencia y Control de Exportaciones de la División de Seguridad Nacional están procesando el caso.

Una acusación es simplemente una acusación y todos los acusados ​​se presumen inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad más allá de una duda razonable en un tribunal de justicia.

[1]   En realidad, las intrusiones informáticas representadas en el video de las falsas elecciones, fueron intrusiones simuladas creadas por miembros de la conspiración utilizando su propio servidor y datos obtenidos durante la utilización de la infraestrctura del Estado-1. Además, el FVAP, en realidad, no se pudo aprovechar de la manera implícita en el video de las elecciones falsas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: