La Policía de Nueva York anuncia estadísticas de delitos


  • NYPD reporta delitos de noviembre, pero el departamento destaca los esfuerzos realizados durante los últimos ocho años para reducir la delincuencia y fortalecer los vínculos con los neoyorquinos

Oipol Operando en Nueva York | Nota del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), 8 de diciembre | Traducción y edición Oipol, 10 de diciembre – Para el mes de noviembre de 2021, la cantidad de asesinatos disminuyó en la ciudad de Nueva York en comparación con noviembre de 2020: los asesinatos disminuyeron en un 17.2% (24 contra 29) en el mes. La disminución sostenida de los asesinatos bajaron, en lo que va de año, hasta noviembre, en un 0,5% (434 frente a 436) en comparación con el mismo período del 2020.

En cuanto a la aplicación de la ley, el NYPD ha continuado su trabajo para construir estratégicamente con casos a largo plazo y enfocarse en los impulsores de la violencia. El Departamento también se ha centrado en la aplicación de la ley en las calles. Los agentes de policía de la ciudad de Nueva York realizaron 334 arrestos por portar armas de fuego, durante el mes de noviembre, lo que elevó el número total de arrestos por armas en 2021 a 4.144. Este es un aumento del 7.8%, en comparación con los 3.844 arrestos por armas de fuego en lo que va del año, en comparación con noviembre de 2020. Esto representa el mayor número de arrestos por armas en lo que va del año desde 1995.

El índice general de delitos en la ciudad de Nueva York aumentó un 21,3% en noviembre de 2021, en comparación con noviembre de 2020 (10.186 frente a 8.396). El robo registró una disminución del 5,7% en noviembre de 2021 (1.266 contra 1.342), el robo aumentó en un 24,1% (1.418 contra 1.143) y el delito de agresión aumentó en un 11,2% (1.868 contra 1.680). Hasta noviembre de 2021, el índice general de delitos en lo que va del año aumentó un 3,4% en comparación con 2020 (91,185 frente a 88,173).

Una mirada atrás: 2014 a 2021

Una mirada retrospectiva a los últimos ocho años la Ciudad de Nueva York ha experimentado reducciones significativas en la delincuencia. El índice general de delitos ha disminuido en un 11% desde 2013, cuando se registraron 101,755 delitos en el índice, y en un 46% desde 2000, cuando hubo 169,424 delitos en el índice.

En la actualidad, seis de los ocho distritos registrados por patrullas de la policía de Nueva York han experimentado una disminución general del índice de delitos durante los últimos ocho años, que son en gran medida un reflejo del trabajo desarrollado e implementado por los líderes de la policía de Nueva York, como parte de su gestión en tiempo real de la seguridad pública siempre presente. 

Estos logros fueron parte de una estrategia a largo plazo que comenzó en 2014. La tecnología jugó un papel clave.

  • Se instaló un sistema de detección de disparos ShotSpotter, en toda la ciudad para darles a los oficiales de policía una ventaja en el momento en que se accionan armas de fuego. Desde entonces, el sistema se ha expandido.
  • Los agentes de policía recibieron teléfonos inteligentes, colocando datos internos en manos de los agentes que trabajan en las calles. Los oficiales por primera vez pudieron leer el texto de las llamadas al 911, contactar directamente a los ciudadanos que llamaron, marcar los historiales del 911, de las direcciones de la ciudad, buscar el estado criminal y de órdenes judiciales.

Estos avances tecnológicos permitieron a la policía de Nueva York adoptar su modelo policial de precisión. La Oficina de Detectives perfeccionó un láser centrado en los «activadores de gatillo», esos pocos actores violentos que impulsan la mayoría de los delitos violentos en la ciudad.

  • El lanzamiento en 2014 de la División de Represión de la Violencia Armada.
  • El desmantelamiento selectivo de un grupo particularmente violento de equipos responsables de una serie de tiroteos en Brooklyn.
  • Tomando esta estrategia en toda la ciudad y trabajando mano a mano con los cinco fiscales de distrito de la ciudad, en un derribo tras otro, la División de Supresión de la Violencia Armada y otros escuadrones de la Oficina de Detectives impulsaron los esfuerzos de aplicación que dieron como resultado una disminución de los incidentes con disparos en áreas específicas.
  • En lo que va de 2021, la Policía de Nueva York ha llevado a cabo 33 derribos de pandillas y 118 arrestos correspondientes, lo que ha provocado una caída vertiginosa de los tiroteos en varios vecindarios.

El número anual de incidentes de tiroteos disminuyó a 721 en 2019, de 1024 en 2013. En 2020 y 2021, la ciudad enfrentó desafíos sin precedentes: COVID-19, que afectó a miles de oficiales y paralizó el sistema judicial estatal; protestas en toda la ciudad que agotaron los recursos policiales, junto al registro una avalancha de armas procedentes de otros estados, así como «armas fantasma» (no registradas) que son ensambladas en casa y no pueden ser rastreadas por el comprador.

Los tiroteos han persistido en zonas de la ciudad, aumentando tanto en 2020 como hasta noviembre de 2021, a niveles no vistos desde mediados de la década de 2000. En noviembre pasado, los incidentes de tiroteos en toda la ciudad experimentaron un repunte del 2.6% (119 contra 116), en comparación con el mismo período de 2020 y subieron un 2% desde esa fecha hasta noviembre, aunque disminuyeron en Brooklyn, Queens y Staten Island.

Reducir la violencia armada sigue siendo la máxima prioridad. Este enfoque esta impulsado, como también dirigido en parte por la Oficina de Inteligencia de la Policía de Nueva York. Sus equipos de inteligencia de campo se ampliaron con más de 200 investigadores para aumentar el enfoque de informar sobre delitos con armas de fuego, apoyar investigaciones a largo plazo vinculadas a pandillas, tripulaciones, reunir pruebas para enjuiciamientos sólidos e impulsar la misión integral de vigilancia policial con precisión.

Nuestros hijos, nuestro futuro

Partiendo de la filosofía de vigilancia del vecindario, los esfuerzos sostenidos de los últimos ocho años se ven reforzados por el trabajo del NYPD para expandir el alcance en las comunidades y construir programas para jóvenes bajo la filosofía Kids First, orientados a brindar más opciones a los jóvenes.

  • La base de estas ideas, nuevamente, como a principios de 2014, con la creación de la filosofía de Vigilancia de Vecindarios. Ese concepto, fundamentalmente es una innovación de lucha contra el crimen que involucra a la comunidad, ha redefinido lo que significa ser un oficial de policía en la ciudad de Nueva York. Los oficiales de Coordinación de Vecindarios trabajan en turnos constantes en los mismos sectores para familiarizarse con las partes interesadas auténticas que encuentran y para generar suficiente credibilidad para que se les confíe consejos sobre las condiciones delictivas y desórdenes que pueden abordarse con las respuestas adecuadas. La colaboración vigorosa les da a los miembros de la comunidad puntos de apoyo policiales y, a su vez, proyecta a los agentes de policía como los miembros de la comunidad que son y desean ser.
  • Una evolución de esto, que se desarrolló posteriormente, son los Oficiales de Coordinación de la Juventud, que centran la atención en los niños de hoy para evitar posibles enredos con el sistema de justicia penal mañana.
  • Para mejorar estos esfuerzos, la filosofía Kids First fue una parte clave de la Iniciativa de Verano Seguro de este año.
  • Se reconstruyeron 15 canchas de baloncesto en todo el desarrollo de viviendas de la ciudad, así como cuatro canchas en Colonel Charles Young Field. Se abrieron cien gimnasios por la noche para permitir a los niños (y policías) crear vínculos, asociaciones y tutorías. El Departamento de Policía de Nueva York también lanzó el programa Blue Chips, en todos los recintos de la ciudad, con el objetivo de brindar programas deportivos y orientación a los jóvenes. La policía de Nueva York ofreció unos 600 puestos de trabajo para jóvenes de toda la ciudad.

Hoy, la suma de las iniciativas de NYPD trabajando con todas sus herramientas, funcionando juntos, en un proceso continuo, con la finalidad hacer un mejor departamento de policía y mejorar la vida de todos en la ciudad.

“La seguridad de una comunidad requiere un vínculo de confianza entre la gente y su policía. Los oficiales de coordinación de vecindarios y los oficiales de coordinación de jóvenes pudieron tomar la vigilancia de la gran ciudad y hacer que se sintiera muy local, vecindario por vecindario, cuadra por cuadra ”, afirmó el Comisionado de Policía Dermot Shea . “Hoy podemos hacer un balance de la dedicación de nuestros agentes de policía que llevan a cabo su servicio público con orgullo y, a menudo, con gran peligro y sacrificio personal. Les debemos nuestro agradecimiento por lo que han hecho y les debemos nuestro apoyo por el trabajo que deben continuar haciendo por el bien de todos nosotros ”.

Trabajo en proceso

A través del brote de COVID-19, la Policía de Nueva York nunca vaciló en su responsabilidad, como guardianes de la sociedad. Los trabajadores esenciales del NYPD siguieron trabajando, luchando contra el crimen, incluso cuando miles de agentes uniformados estaban de baja por la enfermedad, durante el apogeo de la pandemia. Los oficiales hicieron su trabajo, llevaron a cabo sus juramentos para asegurar las consecuencias de la conducta delictiva, para que los tribunales funcionen plenamente o no. Usaron las herramientas que tenían, incluso cuando las leyes estaban cambiando.

La Policía de Nueva York permanece implacable. Los incidentes de tiroteos han disminuido en un 13%, desde la implementación de la iniciativa Safe Summer NYC, operando desde hace apenas seis meses. Esos son los tipos de mejoras, que el enfoque evolucionado de la Policía de Nueva York está diseñado.

En medio de los desafíos en curso, el compromiso sostenido de la policía perdura mientras continúa trabajando para reprimir el crimen en Nueva York y eliminar los instrumentos de violencia de las calles, de acuerdo con sus responsabilidades.


ROTURA DE CLASIFICACIÓN

Nota: Las estadísticas del Grupo de trabajo sobre delitos de odio contenidas anteriormente están sujetas a cambios, ya que los Casos Posibles de Sesgo Activos pueden reclasificarse a Sin Sesgo y eliminarse de las estadísticas contadas después de la investigación. Como resultado de un posible cambio en la clasificación sin sesgo, los porcentajes estadísticos pueden fluctuar más allá de los cálculos de porcentaje asumidos de los períodos de informes semana a semana.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: