Miembros del gobierno bielorruso  acusados de piratería aérea en Nueva York


  • Funcionarios de la administración bielorrusa acusados ​​de piratería aérea por desviar el vuelo 4978 de Ryanair para arrestar a un periodista disidente en mayo de 2021

Oipol Operando en Estados Unidos | Departamento de Justicia, Oficina de Asuntos Públicos, jueves, 20 de enero de 2022 | Traducción y edición Oipol, 21 de enero de 2022 – Altos funcionarios bielorrusos conspiraron para usar una falsa amenaza de bomba con el fin de desviar ilegalmente un vuelo de pasajeros que transportaba a ciudadanos estadounidenses a fin de arrestar a un disidente bielorruso.

Un gran jurado federal en Nueva York emitió el día 20 de enero una acusación a cuatro funcionarios estatales de Bielorrusia de conspiración para cometer piratería aeronáutica.

Según documentos judiciales, Leonid Mikalaevich Churo, Oleg Kazyuchits, Andrey Anatolievich Lnu y Fnu Lnu, todos de Bielorrusia, supuestamente diseñaron el desvío del vuelo 4978 de Ryanair (el Vuelo), que transportaba a cuatro ciudadanos estadounidenses y más de 100 pasajeros a bordo. Esto ocurrió mientras volaba el 23 de mayo de 2021 para arrestar a un periodista bielorruso disidente que estaba a bordo.

“Desde los albores de los vuelos propulsados, los países de todo el mundo han cooperado para mantener la seguridad de los aviones de pasajeros”, señaló el fiscal federal Damian Williams del Distrito Sur de Nueva York. “Los acusados ​​rompieron esos estándares al desviar un avión para promover el propósito inapropiado de reprimir la disidencia y la libertad de expresión. Gracias al extraordinario trabajo de investigación de un equipo conjunto de investigadores de contraterrorismo y contrainteligencia del FBI, la acusación de hoy brinda una explicación rápida y pública de lo que realmente sucedió con el Vuelo. Estamos comprometidos a responsabilizar a estos participantes centrales en una conspiración impactante para cometer piratería de aeronaves que no sólo violó las normas internacionales y el derecho penal de los Estados Unidos, sino que también puso en peligro la vida de cuatro ciudadanos estadounidenses y decenas de otros pasajeros inocentes a bordo”.     

El subdirector Michael J. Driscoll de la oficina local del FBI en Nueva York afirmó que, “alegamos que los acusados ​​llevaron a cabo un plan elaborado para fingir una amenaza de bomba que obligó a un avión a realizar un aterrizaje de emergencia en su país, para poder arrestar a un periodista disidente. Durante el curso de nuestra investigación, el FBI identificó una operación detallada que sometió a pasajeros de muchos países, incluido Estados Unidos, a la realidad de las amenazas terroristas. Lo que ocurrió no sólo es una violación imprudente de la ley estadounidense, sino que es extremadamente peligroso para la seguridad de todos los que vuelan en un avión. El próximo piloto que reciba una llamada de socorro desde una torre puede dudar de la autenticidad de la emergencia, lo que pone vidas en peligro” aseguró el subdirector.

Resumen de la trama

Mientras se encontraba en su ruta de pasajeros programada regularmente entre Atenas, Grecia, y Vilnius, Lituania, el 23 de mayo de 2021, las autoridades de control de tráfico aéreo desviaron el vuelo 4978 de Ryanair a Minsk, Bielorrusia, en respuesta a una supuesta amenaza de bomba a bordo del avión. De hecho, no había ninguna bomba a bordo del aeronave. Las autoridades del gobierno bielorruso fabricaron la amenaza como un medio para ejercer control sobre el vuelo y obligarlo a desviarse de su curso hacia el destino original de Vilnius y en su lugar aterrizar en Minsk.

El propósito del complot del gobierno bielorruso para desviar el vuelo a Minsk era que los servicios de seguridad bielorrusos pudieran arrestar a un periodista y activista político bielorruso (Individual-1), que criticaba al gobierno bielorruso, vivía exiliado en Lituania y buscado por el Gobierno bielorruso sobre acusaciones de fomentar “disturbios masivos”, así como la novia de Individuo-1 (Individual-2). La conspiración del gobierno bielorruso para desviar el vuelo fue ejecutada, entre otros, por oficiales de los servicios de seguridad del estado bielorruso que trabajaron en coordinación con altos funcionarios de la autoridad de navegación aérea del estado bielorruso.

Los demandados

Los acusados, todos funcionarios del gobierno bielorruso y participantes críticos en esta conspiración, son identificados como: Leonid Mikalaevich Churo, Oleg Kazyuchits, Andrey Anatolievich Lnu y Fnu Lnu. En todo momento relevante para la acusación, Churo fue el Director General de Belaeronavigatsia, que se trata de la autoridad estatal de navegación aérea de Bielorrusia. Como se alega, Churo comunicó personalmente la falsa amenaza de bomba al personal del centro de control de tráfico aéreo de Minsk incluso antes de que el vuelo despegara de Atenas y ordenó al centro que ordenara el desvío del vuelo a Minsk en respuesta a la supuesta amenaza.

Kazyuchits era el Director General Adjunto de Belaeronavigatsia y su papel en la conspiración incluyó ordenar a las autoridades de tráfico aéreo de Bielorrusia que falsificaran los informes de incidentes, relacionados con el desvío del Vuelo para ocultar la fabricación de la amenaza de bomba y omitir el papel de los servicios de seguridad de Bielorrusia, en relación all desvío.

Andrey Anatolievich Lnu y Fnu Lnu eran oficiales de los servicios de seguridad del estado de Bielorrusia. Fnu Lnu participó con Churo en la transmisión de la falsa amenaza de bomba a la torre de control de tráfico aéreo de Minsk, dirigió personalmente las comunicaciones de radio específicas de la torre de Minsk para obligar al Vuelo a desviarse a Minsk y transmitió actualizaciones contemporáneas sobre el desvío del vuelo y el progreso del complot a Andrey Anatolievich Lnu, quien era el superior de Fnu Lnu en los servicios de seguridad del estado bielorruso.  

El desvío del vuelo

El 23 de mayo de 2021, aproximadamente a las 6:45 UTC, Churo y Fnu Lnu llegaron a la sala de operaciones del centro de control de tráfico aéreo de Minsk, responsable del espacio aéreo bielorruso. Churo y Fnu Lnu transmitieron la supuesta amenaza de bomba a los controladores de turno, a pesar de que el Vuelo aún no había salido de Atenas, Churo y Fnu Lnu diseñaron específicamente la amenaza para obligar a los pilotos del vuelo a evitar continuar hasta su destino final de Vilnius, afirmando que la supuesta bomba explotaría si el vuelo aterrizaba allí.

Además, Churo y Fnu Lnu tomaron las medidas contundentes de ordenar que el vuelo se desviara específicamente a Minsk y, aunque la aeronave todavía estaba en el espacio aéreo adyacente de Ucrania, prohibieron al centro de control de tráfico aéreo de Minsk realizar cualquier notificación a las autoridades ucranianas, sobre la supuesta amenaza de bomba. Esto ayudó a garantizar que el vuelo entraría en el espacio aéreo de Bielorrusia y se podría ejecutar el complot para obtener y ejercer el control sobre el 4978 de Ryanair. Fnu Lnu permaneció en la sala de operaciones del centro de control de tráfico aéreo de Minsk, desde el momento en que él, junto a Churo transmitieron la supuesta amenaza de bomba y ordenaron que el vuelo se desviara a Minsk. Esto ocurrió hasta poco antes de que el avión aterrizara en Minsk, después de haber sido desviado, con el objetivo final de asegurarse que el plan se había ejecutado con éxito.

Una vez que el vuelo llegó al espacio aéreo de Bielorrusia, Fnu Lnu instruyó al controlador de tráfico aéreo superior, responsable de comunicarse con la aeronave, que informara a los pilotos de la supuesta amenaza de bomba, describir que la amenaza había sido enviada por correo electrónico y hacer declaraciones específicas para garantizar la seguridad. La amenaza parecía creíble y para obligar al vuelo a desviarse a Minsk, por ejemplo, Fnu Lnu ordenó que el controlador de tránsito aéreo debería informar falsamente a los pilotos que la amenaza para la aeronave era un nivel «rojo», la categoría de amenaza más específica y creíble. Fnu Lnu proporcionó actualizaciones sobre la ejecución del complot en tiempo real a su superior de los servicios de seguridad de Bielorrusia, Andry Antolievich Lnu, y en un momento expresó su preocupación de que los pilotos podrían estar perdiendo tiempo y que el vuelo podría abandonar pronto el espacio aéreo de Bielorrusia. Tal situación, según él, pondría en peligro el éxito de su plan de desvío. En respuesta a la información falsa transmitida como parte del complot de los acusados, los pilotos de la aeronave finalmente declararon una emergencia y se desviaron al Aeropuerto Nacional de Minsk, de acuerdo con las directivas de Churo y Fnu Lnu.

Una vez que el avión aterrizó en Minsk, Fnu Lnu abandonó la sala de operaciones de control de tráfico aéreo y se dirigió a la pista del aeropuerto. El vuelo fue recibido por personal de los servicios de seguridad de Bielorrusia, incluidas personas vestidas con uniformes militares de camuflaje, algunas de las cuales llevaban pasamontañas y portaban armas de fuego visibles. Fnu Lnu permaneció en la pista supervisando a las fuerzas de seguridad y controlando a los pasajeros, a medida que desembarcaban. El personal de los servicios de seguridad de Bielorrusia luego instruyó a los pasajeros a abordar uno de los varios autobuses de pasajeros del aeropuerto.

Las autoridades de Bielorrusia abordaron uno de los autobuses, le pidieron al Individuo-1 que se adelantara y se identificara, demostrando que las autoridades de Bielorrusia sabían que el Individuo-1 estaba a bordo del vuelo. El individuo 1 fue escoltado fuera del autobús, donde oficiales bielorrusos uniformados lo registraron nuevamente en la pista del aeropuerto. Luego, los oficiales bielorrusos escoltaron al Individuo-1 de regreso al autobús, viajaron con el Individuo-1 y el resto de los pasajeros fueron trasladados a la terminal del aeropuerto. Una vez que el autobús llegó a la terminal, los pasajeros del 4978 de Ryanair fueron detenidos en un área de la terminal asegurada por los servicios de seguridad de Bielorrusia. Oficiales de seguridad bielorrusos adicionales se reunieron con el Individuo-1 y los oficiales que lo acompañaban, escoltaron al Individuo-1, lejos de los pasajeros restantes. En ese acto procedieron a detuvier al Individuo-1, objetivo. Posteriormente, un grupo de pasajeros del vuelo, incluidos varios ciudadanos estadounidenses y el Individuo 2, fue detenido en un pasillo angosto durante aproximadamente tres horas en ese aeropuerto. Durante ese tiempo, las autoridades bielorrusas también escoltaron al Individuo-2 lejos de los otros pasajeros y lo detuvieron. Finalmente, se permitió que el vuelo partiera de Minsk y continuara hacia su destino original de Vilnius, más tarde esa noche. Nunca hubo una bomba en el vuelo 4978 de Ryanair.

El encubrimiento

Poco después del desvío del avión, los funcionarios del gobierno bielorruso comenzaron a encubrir lo sucedido. Aproximadamente el 24 de mayo de 2021, el día después del desvío del vuelo, Churo apareció en una conferencia de prensa en Bielorrusia con otros funcionarios bielorrusos para abordar el desvío del avión. Durante la conferencia de prensa, Churo declaró falsamente que las autoridades bielorrusas habían “hecho todo de acuerdo con su tecnología y sus responsabilidades laborales” en el manejo del vuelo. En realidad, Churo sabía que él y sus cómplices habían ideado la falsa amenaza de bomba y habían ordenado que el Ryanair se desviara a Minsk para que los servicios de seguridad bielorrusos pudieran arrestar al Individuo-1 y al Individuo-2. Para ocultar aún más el complot de los acusados, Kazyuchits ordenó a las autoridades de tráfico aéreo de Bielorrusia que crearan informes de incidentes falsos, Churo, Kazyuchits, Andrey Anatolievich Lnu y Fnu Lnu, todos de Bielorrusia, están acusados ​​de conspirar para cometer piratería de aeronaves, lo que conlleva una sentencia mínima de 20 años y una pena máxima legal de cadena perpetua. Un juez de un tribunal de distrito federal determinará cualquier sentencia después de considerar las Pautas de Sentencia de los Estados Unidos y otros factores legales.

Los acusados ​​siguen prófugos. Estados Unidos espera trabajar con nuestros socios extranjeros para llevarlos ante la justicia a estos individuos.

Este caso fue investigado conjuntamente por la Oficina de Campo de Nueva York del FBI, la Fuerza de Tarea de Influencia Extranjera de la División de Contrainteligencia y la Fuerza de Tarea Conjunta contra el Terrorismo de Nueva York, que consiste principalmente en agentes especiales del FBI y detectives de la policía de Nueva York; así como las Oficinas del Agregado Legal del FBI en Riga, Letonia; Varsovia, Polonia; Atenas, Grecia; Kiev, Ucrania; y Londres.La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte; la Sección de Contraterrorismo de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia, junto a la Sección de Derechos Humanos y Enjuiciamientos Especiales de la División Criminal, conjuntament6e con la Oficina de Asuntos Internacionales de la Agencia de Seguridad Interna de Polonia, la Fiscalía Regional de Mazowieckie y las autoridades lituanas brindaron una valiosa asistencia en esta investigación.

Los fiscales federales adjuntos David W. Denton Jr. y Elinor L. Tarlow, para el Distrito Sur de Nueva York, con la asistencia de los abogados litigantes Jennifer Burke de la Sección de Contraterrorismo de la División de Seguridad Nacional, Jamie Perry, y Christian Levesque, del Tribunal Penal,están procesando el caso, con la presencia de la Sección de Derechos Humanos y Enjuiciamientos Especiales de la División.

Una acusación es simplemente una acusación y se presume que todos los acusados ​​son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad más allá de toda duda razonable en un tribunal de justicia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: