Acción contra traficantes de personas en Francia y Rumanía


  • Los ‘lover boys’ ganaron más de 400.000 EUR, explorando a víctimas vulnerables procedentes de Rumanía

Oipol operando Europa | Nota y foto Europol , 23 de marzo de 2022 | Traducción y  edición Oipol, 23 de marzo de 2022 – La Policía Nacional francesa (Police Nationale), la Policía rumana (Poliția Română) y la Policía Nacional española (Policía Nacional de España), con el apoyo de Europol y Eurojust, desmantelaron una red criminal involucrada en la trata de personas con fines de explotación sexual. A los efectos de esta investigación, Europol estableció un grupo de trabajo operativo, que condujo a la identificación del líder de la banda criminal. Este individuo, también, fue reconocido como un objetivo de alto valor para esta investigación. 

El día de acción del 22 de marzo dio lugar a:
  • 16 registros domiciliarios (10 en Francia y 6 en Rumanía).
  • 7 arrestos (2 en Francia y 5 en Rumania, incluido el objetivo de alto valor identificado por las autoridades policiales involucradas).
  • 32 víctimas identificadas, la mayoría de las cuales eran ciudadanos rumanos (13 en Francia y 19 en Rumania).
  • Las incautaciones incluyeron equipos digitales y teléfonos móviles, cannabis de un laboratorio interior, vehículos de lujo y más de 23.000 EUR en efectivo.

La evidencia recabada durante la investigación sugiere que la red criminal había estado activa desde 2014. Los miembros de la banda criminal manipulaban a sus víctimas para que se prostituyeran, en beneficio económico de la red criminal. 

El grupo delictivo, se dirigía a víctimas vulnerables de situaciones financiera y emocionalmente inestables, utilizando el llamado método del chico amante. La red criminal obligaba a las víctimas a seguir trabajando mediante amenazas y actos de violencia contra ellas o sus familiares. Los investigadores ya identificaron a 28 víctimas explotadas por la banda en Francia. 

Con base en Francia, España y Rumanía, los miembros de la red criminal operaban desde ubicaciones alquiladas en Francia y Rumanía. La evidencia sugiere que la red criminal canalizó alrededor de unos EUR 1,3 millones, por ingresos ilegales a Rumania a través de empresas de transferencia de dinero y traspasó más activos a través de correos de efectivo. Este dinero se originó en 250 localidades, en 25 estados diferentes. El 80 % de las transferencias de dinero se realizaron desde cibercafés en Barcelona y se dirigieron a los líderes de la organización en Rumanía. Blanquearon el producto del delito en Rumania a través de inversiones en bienes inmuebles y artículos de lujo. También utilizaron parte de las ganancias ilícitas para financiar distintas actividades delictivas.

El truco del chico amante 

La técnica del chico amante es ampliamente utilizada por los delincuentes para reclutar víctimas que se enfrentan a dificultades económicas y sociales. Los sospechosos apuntan a las vulnerabilidades de sus víctimas,  seduciendolas con obsequios costosos y promesas de una vida mejor en el extranjero. Esta es la razón por la que muchas mujeres dejan a sus familias en busca de amor y nuevas oportunidades en otros lugares. Sin embargo, una vez que se encuentran en su nuevo hogar, se ven obligadas a prostituirse para ganar dinero destinado a su controlador. Las víctimas son atraídas con afecto, violencia y amenazas contra ellas y sus familias en sus lugares de origen. 

En el caso concreto, que dió origen a la operación policial, las víctimas fueron capturadas en Ploiesti (Rumanía), utilizando el truco del lover boy y trasladadas en avión a Barcelona (España), donde fueron alojadas durante varios días en pisos concertados por la organización. Esto dio tiempo suficiente a los organizadores para comprar ropa sugerente para las víctimas. Luego fueron trasladadas a alojamientos alquilados por la organización en diferentes lugares, incluido el sur de Francia (Marsella, Niza) y España (Costa Brava e Ibiza).Posteriormente, las víctimas fueron ‘anunciadas’ en plataformas de Internet especializadas en servicios sexuales.

Coordinación transfronteriza

En 2020, junto con Francia, España y Rumanía, Europol estableció un grupo de trabajo operativo para atacar conjuntamente esta red criminal. La configuración específica de este grupo de trabajo permitió a los investigadores identificar fácilmente el modus operandi del grupo delictivo, utilizando la inteligencia reunida para identificar a los líderes y sus asociados.

Europol coordinó las actividades operativas, facilitó el intercambio de información y proporcionó apoyo analítico. Europol envió un experto a Rumanía para cotejar la información operativa en tiempo real y ayudar a los investigadores sobre el terreno.    

Eurojust creó un equipo conjunto de investigación (JIT), entre Francia y Rumanía. Cinco sospechosos fueron arrestados como resultado de cinco órdenes de arresto europeas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: