Acusación formal en Estados Unidos a agentes del régimen chino


  • Ciudadano estadounidense y cuatro oficiales de inteligencia chinos acusados ​​de espiar a destacados disidentes, líderes de derechos humanos y activistas a favor de la democracia
  • Los acusados ​​supuestamente conspiraron para silenciar a los críticos de la República Popular China (RPC) en los Estados Unidos y en el ámbito internacional

Oipol operando en el mundo | Comunicación del Departamento de Justicia de los Estados Unidos / FBI, miércoles, 18 de mayo de 2022 | Traducción y edición Oipol, mayo 19 de 2022 – Un ciudadano estadounidense y cuatro funcionarios del Ministerio de Seguridad del Estado (MSS) de China fueron acusados ​​en un proceso, abierto el dia 17 de mayo de 2022 en un tribunal federal de Brooklyn, de conspiración, como además de otros cargos relacionados con un plan de espionaje y represión transnacional.

Según documentos judiciales, Wang Shujun, de 73 años, de Queens, Nueva York; Feng He, también conocido como Boss He, de Guangdong; Jie Ji, de Qingdao; Ming Li, también conocido como Elder Tang, Little Li, de Guangdong y Keqing Lu alias Boss Lu, de Qingdao, presuntamente participaron en un esquema de espionaje y represión transnacional en los Estados Unidos y en el extranjero. Wang fue arrestado el 16 de marzo, de conformidad con una denuncia penal y será procesado en una fecha posterior. Él, Ji, Li y Lu siguen prófugos.

“No toleraremos los esfuerzos de la RPC ni de ningún gobierno autoritario para exportar medidas represivas a nuestro país”, dijo el Fiscal General Adjunto Matthew G. Olsen de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia. “Estos cargos demuestran el compromiso inquebrantable del Departamento de Justicia de responsabilizar a todos aquellos que violen nuestras leyes al tratar de reprimir las voces disidentes dentro de los Estados Unidos y evitar que nuestros residentes ejerzan sus derechos legítimos”.

“Como se alega, Wang actuó como un activo de inteligencia encubierto en su propia comunidad, espiando y reportando información confidencial sobre destacados activistas y organizaciones a favor de la democracia a sus coacusados, que son miembros del Ministerio de Seguridad del Estado del gobierno chino”, afirmó el Fiscal Federal Breon Peace, para el Distrito Este de Nueva York. “La acusación de hoy expone e interrumpe una operación de la República Popular China que amenaza la seguridad y la libertad de los ciudadanos chinos que residen en los Estados Unidos, debido a sus creencias y discursos a favor de la democracia. Nuestra oficina y nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley permanecerán atentos para frustrar las actividades de espionaje extranjero dirigidas a nuestros ciudadanos y residentes”.

“Si alguien duda de cuán serio es el gobierno chino, en silenciar a sus críticos, este caso debería eliminar cualquier incertidumbre”, señaló el subdirector ejecutivo interino Alan E. Kohler Jr. de la División de Seguridad Nacional del FBI. “Las tácticas agresivas del gobierno chino alguna vez estuvieron confinadas a sus fronteras. Ahora, la República Popular China está apuntando a personas en los Estados Unidos y en todo el mundo. El FBI y sus socios siguen comprometidos a combatir la represión transnacional”. 

Según documentos judiciales, Wang es un conocido académico y autor que ayudó a iniciar una organización a favor de la democracia en Queens, que se opone al actual régimen comunista en China. Sin embargo, como se alega, desde al menos 2011, Wang ha utilizado su posición y estatus dentro de la diáspora china y las comunidades disidentes para recopilar información en acciones encubiertas sobre destacados activistas, como también líderes de derechos humanos en nombre del MSS y la República Popular China. Como se alega en la acusación, He, Ji, Li y Lu actuaron como controladores de Wang,. Estos individuos dirigieron ataques a individuos y grupos específicos que la República Popular China considera subversivos, como los activistas prodemocráticos de Hong Kong, los defensores de la independencia de Taiwán, los uigures y tibetanos, diversos activistas, obtuvieron información sobre temas particulares y asuntos de importancia para el MSS. 

Como se alega en la acusación, Wang se comunicó y proporcionó información al MSS, incluso a He, Ji, Li y Lu, mediante el uso de aplicaciones de mensajería y correos electrónicos encriptados, así como durante reuniones cara a cara en la República Popular China. Wang a menudo recordaba la información que recopilaba en «diarios» de correo electrónico para que el MSS. Estos “diarios” incluían detalles sobre las conversaciones privadas de Wang con destacados disidentes, así como las actividades de activistas a favor de la democracia y organizaciones de derechos humanos. Una búsqueda en la residencia de Wang, relacionada con su arresto reveló aproximadamente 163 entradas del “diario” que Wang escribió a He, Ji, Li y Lu ya otros funcionarios del MSS. 

Por ejemplo, en una serie de comunicaciones del 22 de noviembre de 2016 o alrededor de esa fecha, Ji le indicó a Wang que se comunicara con un asistente en particular en un próximo evento a favor de la democracia y que «realizara la tarea» asignada por el «Jefe», refiriéndose a Lu . Ji señaló que el asistente de interés tenía contactos con «tibetanos, uigures y mongoles» y le deseó a Wang suerte para obtener «buenos resultados». 

En otro intercambio alrededor del 16 de noviembre de 2016, Wang informó a Li que “acababa de terminar de conversar” con un destacado activista de derechos humanos, señalando que hizo las “preguntas necesarias” y recibió respuestas “francas”. Li respondió «genial» y con un emoji de pulgar hacia arriba, indicándole a Wang que lo escribiera en un «diario». Al menos un activista por la democracia y disidente de Hong Kong sobre el que Wang informó al MSS, identificado como «Disidente de Hong Kong #1» está asentado en la acusación, 

Además de esta conducta, la acusación alega que Wang transfirió y poseyó números de teléfono e información de contacto pertenecientes a disidentes chinos al MSS, además de hacer declaraciones materialmente apócrifas a las fuerzas del orden público federales, negando falsamente que tenía contactos con funcionarios de la República Popular China o el MSS. 

El Fiscal Federal Auxiliar Artie McConnell, del Distrito Este de Nueva York, está procesando el caso con la valiosa asistencia del Abogado Litigante Scott A. Claffee, de la Sección de Control de Exportaciones y Contrainteligencia de la División de Seguridad Nacional.

Una acusación es simplemente una acusación y se presume que todos los acusados ​​son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad más allá de toda duda razonable en un tribunal de justicia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: