Fuerzas británicas entrenan en escenario de ataques extremos


Los médicos de la Royal Navy se preparan para las secuelas de los ataques nucleares y químicos durante los ejercicios de la OTAN

Los médicos de la Royal Navy se capacitan para lidiar con las consecuencias de los ataques químicos, biológicos, radiológicos y nucleares (QBRN) con los aliados de la OTAN en la República Checa.


Oipol operando en el Reino Unidos | Comunicación y fotos Marina Real (Royal Navy), agosto 05 de 2022 | Traducción y edición Oipol, agosto 08 de 2022 – Expertos médicos de 13 naciones se reunieron en Tisá, cerca de la frontera con Alemania, para trabajar juntos en tratamientos, descontaminación y manejo de víctimas tras un ataque QBRN.

A lo largo de cuatro días, el personal compartió conocimientos y se ocupó de bajas simuladas en el sitio de un antiguo campo de pruebas químicas y biológicas, mientras que el equipo médico combinado de la Royal Navy y los Royal Marines realizó una demostración de las técnicas y procedimientos que emplea el Reino Unido.

Commando Forward Surgical Group del Commando Logistic Regiment con sede en North Devon se despliega donde lo hacen los Royal Marines, sin importar cuán extremo sea el entorno. Su responsabilidad es tratar las víctimas en el campo y, como resultado, deben ser altamente eficientes en el establecimeinto de instalaciones de tratamiento médico en cualquier momento.

Durante los ejercicios en la República Checa, estuvieron al frente del área conjunta de descontaminación de heridos, que debe habilitarse rápidamente para tratar a las personas expuestas a un ataque QBRN, descontaminarlas y brindarles tratamiento médico básico antes de trasladarlas a la siguiente nivel de atención médica.

“Situaciones como esta son necesarias para mantenernos en tierra y preparados para tratar y cuidar de manera eficiente las víctimas QBRN en tiempo real [situaciones] que podemos esperar durante las operaciones”, señaló el asistente médico Jack Franklin. 

Por otro lado agregó Fraklin afirmó que “como el equipo médico del área de descontaminación de víctimas es muy pequeño, todos deben poder dar un paso atrás, pensar y evaluar la situación. Esto fue crucial para el médico de triaje al frente de la instalación que decide, según el protocolo, quién recibe tratamiento primero. En tiempo real, este será un trabajo muy difícil. En la batalla, es realista considerar que no todos van a sobrevivir. Dar prioridad a una víctima con más posibilidades de supervivencia sobre una víctima con lesiones graves es clave para evitar consumir rápidamente nuestro tiempo y recursos limitados que pueden evitar que tratemos a otras víctimas múltiples por lesiones que podemos esperar que sobrevivan”.

La comunicación de la Marina Real informó que los miembros del Royal Marines Band Service operaron junto con el grupo quirúrgico en el área de contaminación, brindando a los pacientes tratamiento médico básico y evaluando sus lesiones.

Es necesario indicar, dice la información oficial, que las bandas son conocidas por cautivar a las multitudes de todo lados con su habilidad musical, pero también son personal militar completamente capacitado, que generalmente brinda apoyo médico.

En un momento dado, una de las bandas apoyó a las ramas médicas de la Marina Real a bordo del buque auxiliar de la flota real RFA Argus. Aquí recibieron capacitación adicional y asumieron una variedad de funciones de apoyo médico.

En la República Checa, los médicos y el Servicio de Banda (Royal Marines Band Service) formaron un equipo formidable, ensamblando el área de descontaminación de heridos en el tiempo más rápido registrado en diez años: unos impresionantes 12 minutos y 45 segundos, reportó la Marina Real en su nota oficial de 5 de agosto.

Los ejercicios de prueba en vivo se produjeron después de una fase de teoría, práctica y simulación médica, todo lo cual forma parte de un programa de capacitación esencial que mantiene preparados a los equipos médicos de la alianza de la OTAN, en caso de que suceda lo peor.

Se aplicaron lesiones simuladas (conocidas como moulage) a los actores que desempeñaban el papel de víctimas para aportar un mayor sentido de realidad al entrenamiento. 

“Desde la perspectiva de un Royal Marine, fue una gran perspectiva de cómo la Royal Navy y el Royal Marines Band Service trabajan juntos durante un ejercicio como este y presenciar / observar el tratamiento médico en sí”, dijo el Marine George Blake, del Commando Logistic Regiment.

“Sin experiencia previa como médico de equipo o experiencia con víctimas QBRN, ahora puedo decir felizmente en confianza que si algo sucediera desafortunadamente y los Royal Marines fueran llamados para ayudar nuevamente, sabríamos qué hacer sin ningún problema. Fue una gran experiencia y muy educativa, ya que la mayoría de nosotros pudimos poner manos a la obra con las víctimas a medida que pasaban” afirmó Blake. “Estaba en el equipo de corte, así que teníamos que tener cuidado con los torniquetes en las extremidades, la metralla que sobresalía, etc. No siempre era tan fácil como cortar una línea recta a través de la ropa, teníamos un trabajo sincronizado, trabajar alrededor de los médicos sin interponerse en el camino de los demás y sin perder el tiempo”, finalizó diciendo George Blake, del Commando Logistic Regiment.

.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: