Modelo Mobility Air Force Generation


Primer despliegue de JB Lewis-McChord con el nuevo modelo MAFFORGEN


OIPOL operando en el mundo | Comando Central de los Estados Unidos, por Aerotécnico de Primera Clase Colleen Anthony 62.a Ala de Transporte Aéreo, 19 de octubre de 2022 | Traducción y edición OIPOL

Base Conjunta Lewis Mcchord, Washington (AFNS) –  Los miembros de la 62.ª Ala de Transporte Aéreo se despidieron de amigos y familiares antes de desplegarse en apoyo de  las operaciones del Comando Central,  Comando Europeo y el Comando en África de Estados Unidos los días 26 y 27 de septiembre. Este despliegue es la primera implementación de JB Lewis McChord del nuevo modelo Mobility Air Force Generation.

El nuevo modelo de MAFFORGEN pretende reconstituir  el Mando de Movilidad Aérea, la mano de obra, las aeronaves, el equipo de ‘s en elementos de fuerza que entrenan, despliegan y se recuperan como unidades cohesivas a lo largo de cada fase del ciclo. El modelo anterior usaba un método de crowdsourcing que a menudo significaba desplegar aviadores individuales separados de sus equipos, con poca antelación.

“Los ciclos de implementación de seis meses no son nuevos para AMC; sin embargo, esta será la primera iteración para la  comunidad C-17 (Globemaster III)  ”, señaló  el teniente coronel Nicholas Disney , comandante del 8º Escuadrón de Transporte Aéreo Expedicionario. “MAFFORGEN está en correlación directa con el  concepto de empleo de combate ágil de  que podemos ir a cualquier lugar en cualquier momento en apoyo de cualquier comando combatiente geográfico y alinea mucho más a la comunidad C-17 con el resto del modelo de despliegue de la Fuerza Aérea”.

Dentro del nuevo modelo hay cuatro fases distintas: reinicio, preparación, listo y disponible para confirmar. La fase uno, reinicio, da tiempo para que los aviadores se reintegren con sus familias, se recuperen, tomen una licencia posterior al despliegue y vuelvan a la competencia básica. La fase dos, preparación, le brinda al escuadrón la oportunidad de mejorar la competencia de la unidad completando una capacitación de actualización avanzada, un evento de certificación que integra agencias de apoyo a las operaciones y socios conjuntos.

“Ejecutamos nuestro evento de certificación MAFFORGEN, Rainier War 22A, con 161 aviadores, divididos entre dos ubicaciones geográficamente separadas y pasamos 10 días empleando operaciones en un entorno de alta intensidad, disputado, degradado y operacionalmente limitado”, aseguró el Sargento Primero Principal. Ryan Stark, superintendente del 8º Escuadrón Aéreo.

Estos eventos validaron el ingenio, la experiencia y la capacidad de los escuadrones para realizar las tareas requeridas en las fases de preparación, como también de disponibilidad, afirmó Disney.

La fase tres, listo, implica el trabajo de los aviadores para lograr un nivel de preparación superior al nivel de la unidad para el entorno de combate de alto nivel. Las unidades de múltiples alas se unen para entrenar y completar eventos de certificación. Ahora, en la cuarta y última fase, los aviadores de JB Lewis-McChord están disponibles para comprometerse, identificándose como una unidad desplegable con elementos de fuerza, munidos de todos los recursos, certificados y listos para realizar operaciones de combate.

“Siempre es difícil ser el primero en hacer algo, pero nuestros aviadores están preparados, enfocados y listos”, dijo Stark. «No hay duda de que esto tendrá éxito y que son las personas adecuadas para asumir el primer despliegue de MAFFORGEN de la 62ª AW».

A lo largo de las fases del modelo MAFFORGEN, 62nd AW Airmen superaron las deficiencias de dotación, como además del equipo, certificaron los procesos de capacitación y validación mientras empleaban conceptos ACE internamente.

“Hoy, la Fuerza Aérea está cambiando y aunque podría estar haciéndolo lentamente, es para mejor”, dijo Disney. “Este nuevo modelo de implementación traerá desafíos y cambios que exigirán mucho a medida que encontremos el ritmo y nos acomodemos”.

La nota oficial del Comando Central señala que el cambio del modelo anterior de Generación de la Fuerza Expedicionaria Aérea a MAFORGEN es clave para analizar y adaptarse a nuestra preparación total de la fuerza, la capacidad de generación de la fuerza y ​​los impactos de los requisitos de sobretensión tanto a largo como a corto plazo.

“Todavía queda mucho trabajo por hacer”, expresó por último el teniente coronel Nicholas Disney. “Habrá errores en el camino y es posible que tropecemos a veces, pero creo inequívocamente que vamos a dominar absolutamente todos los desafíos que se nos presenten”.

Documento vinculado

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: