En el día de los Derechos Humanos, diversos países presentan duras realidades


  • Argentina Cuba, Nicaragua y Venezuela oprimen la libertad de expresión
  • En Argentina, varias provincias, como Formosa, Córdoba, Rio Negro e otras, presentan severos problemas que atentan contra los derechos humanos  

ShureAmerica / Edición, Oipol – La libertad de expresión de los cubanos, nicaragüenses y venezolanos está siendo atacada por sus respectivos gobiernos.

“La libertad de expresión es un derecho humano”, dijo el secretario de Estado Michael R. Pompeo el 24 de noviembre en Twitter. “EE. UU. apoya al pueblo de Cuba”.

En Cuba, el régimen castrista arrestó al músico Denis Solís González el 9 de noviembre y lo condenó a ocho meses de prisión tres días después, lo que provocó protestas en La Habana. Solís era también un miembro declarado del Movimiento San Isidro, un grupo de artistas y activistas disidentes que protestan pacíficamente contra la represión de la libertad de expresión por el gobierno cubano.

¿El crimen de Solís? Criticar a los oficiales de policía de Cuba que entraron en su casa sin permiso y subieron un vídeo del incidente a las redes sociales.

Cientos de personajes culturales, desde artistas y actores a músicos y curadores, se movilizaron en solidaridad con el Movimiento San Isidro para impugnar el arresto de Solís y abogar por la libertad de expresión.

Algo extraño ha sido que el gobierno cubano accedió a hablar con varios de los activistas del Movimiento San Isidro, prometiendo un diálogo abierto y una mayor tolerancia.

Artistas protestan frente al Ministerio de Cultura en La Habana el 27 de noviembre (© Ismael Francisco/AP Images)

Sin embargo, una vez que las conversaciones concluyeron y los manifestantes se fueron a sus casas, el gobierno cubano renunció a sus promesas y lanzó un ataque en todos los medios de comunicación contra los manifestantes.

Según Reuters, un canal de televisión controlado por el gobierno cubano realizó **un ataque de 90 minutos contra Solís (en inglés) y otros artistas y activistas.

El gobierno de Cuba ha bloqueado el acceso a internet para esconder su represión, ha arrestado arbitrariamente a manifestantes, interrogado y amenazado a partidarios y lanzado un ataque de calumnias en los medios contra aquellos que buscan mayor libertad. Artistas y grupos de la sociedad civil de todo el mundo han llevado a cabo manifestaciones solidarias para ampliar las voces de la comunidad cultural oprimida en Cuba y denunciado la opresión del gobierno cubano, que es, *un mal representante en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

La Ley especial de ciberdelitos de Nicaragua entró en vigor en octubre, y establece penas de prisión para quienes utilicen las plataformas en línea para la “propagación de noticias falsas” o “publique o difunda información falsa y/o tergiversada, que produzca alarma, terror o zozobra en la población”, según cita Prensa Asociada. Los grupos de derechos humanos describen la ley como un ataque a las libertades de expresión y de prensa.

La Asamblea Nacional de Nicaragua también está en conversaciones sobre la enmienda a la Constitución de ese país propuesta por el presidente Daniel Ortega para incluir “crímenes de odio”.

De ser aprobada, la enmienda permitiría que se dicten sentencias de cadena perpetua en prisión para aquellos que se considere que han cometido “crímenes de odio”.

Cuando Ortega propuso la enmienda en septiembre, dejó claro que sus oponentes y los estudiantes que protesten serían los que recibirían sentencias de cadena perpetua por los llamados “crímenes de odio”.

“Se sienten intocables porque se les dio una amnistía”, dijo, refiriéndose a los manifestantes que fueron amnistiados en junio de 2019 junto con las fuerzas de seguridad acusados de violencia y asesinatos extrajudiciales. “Fíjense bien, bueno, ya se les dio una oportunidad, una amnistía, pero ya no habrá otra amnistía”.

La policía de Ortega detuvo a más de 700 personas en 2018, en su mayoría estudiantes, que protestaban contra el régimen. El régimen continúa teniendo detenidos a más de 100 presos políticos.

La comunidad periodística celebra un memorial en honor al periodista asesinado Ángel Gahona, quien fue muerto el 21 de abril de 2018 mientras cubría las manifestaciones contra el gobierno en Managua (Nicaragua), el jueves 26 de abril de 2018. Un cartel dice: “No se mata la verdad matando periodistas”. (© Alfredo Zuniga/AP Images)

“Son hijos del demonio, son hijos del diablo y están llenos de odio, cargados de odio están”, dijo Ortega sobre ellos.

Debido a la enmienda de Ortega, los nicaragüenses se enfrentarán ahora a cadena perpetua por expresar opiniones políticas.

En Venezuela, el régimen ilegítimo de Maduro sigue deteniendo a los periodistas que se expresan en contra del régimen.

La diputada de la Asamblea Nacional de Venezuela María Concepción Mulino dice que hay más de 700 casos documentados de ataques contra periodistas y sus publicaciones durante el año pasado.

“La violencia contra los periodistas no tiene costo en Venezuela“, dijo a los medios Carlos Correa, presidente de la organización no gubernamental Espacio Público. “Si un policía golpea a un periodista en la calle ningún funcionario lo condena o lo cuestiona. Hay una tarea de intimidación permanente”.

*Site em protugués

** Site en inglés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: