El Servicio Secreto estadounidense investiga lavado de dinero y fraude


  • Como resultados de una investigación del Servicio Secreto, se presentan cargos contra once miembros de una red de lavado de dinero y fraude bancario
  • Más de 50 víctimas enviaron más de $9 millones a los acusados ​​como resultado de un esquemas de fraude en línea

Oipol Operativa en Estados Unidos | Oficina del Fiscal de Estados Unidos | Servicio Secreto | Edición y traducción Oipol, Nueva York – El agente especial a cargo del Servicio Secreto de los Estados Unidos, Patrick J. Freaney, junto con Damian Williams, anunciaron el 13 de octubre la apertura de una acusación formal a once individuos por cargos ​​de conspiración para cometer lavado de dinero, conspiración para cometer fraude bancario y robo de identidad agravado, en relación con su participación en el lavado de millones de dólares en ingresos derivados de compromisos de correo electrónico comercial y esquemas de fraude romántico. 

Nueve acusados ​​fueron arrestados el 13 de octubre en el Distrito de Nueva Jersey, el Distrito Este de Nueva York y fueron presentados en tarde del mismo día ante la Jueza Magistrada de Estados Unidos Sarah Netburn, Distrito Sur de Nueva York. 

Un acusado fue capturado también en el Distrito Sur de Texas y fue presentado el mismo día en la Corte Federal de ese distrito. 

En la comunicación del Servicio Secreto se reporta que un acusado seguía prófugo.

El agente especial a cargo del Servicio Secreto, Patrick J. Freaney, señaló que, “dado que la continua amenaza que representa el fraude cibernético permanece siempre presente, el Servicio Secreto de Estados Unidos se mantiene firme en su búsqueda de aquellos que amenazan nuestra seguridad financiera colectiva. Este caso no es una excepción, ya que los acusados ​​supuestamente utilizaron una gran cantidad de esquemas de fraude, para incluir estafas románticas y compromisos por correo electrónico comercial, para defraudar a más de 50 víctimas por más de $9 millones. Debido a los esfuerzos del Servicio Secreto y nuestros socios en la Fuerza de Tarea de Crímenes Financieros, del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York, este grupo organizado ya no podrá operar su supuesto plan para defraudar y responderá a los cargos presentados contra ellos en el Distrito Sur. de Nueva York «. 

El fiscal federal Damian Williams expresó también que, “como se alega, los acusados ​​eran parte de una empresa criminal que no sólo defraudaba negocios, asumiendo las identidades en línea de contrapartes legítimas, sino que también se aprovechaba de personas mayores vulnerables, engañando a las víctimas para que enviaran dinero [para estafarlos en citas] románticas falsas. Gracias al Servicio Secreto, los acusados ​​ahora enfrentan cargos federales por delitos graves «.

Como se alega en la acusación, revelada en el Tribunal Federal de Manhattan [1] :

  • ADEDAYO JOHN.
  • OLUWADAMILOLA AKINPELU.
  • KAZEEM RAHEEM.
  • MORAKINYO GBEYIDE.
  • WARRIS ADENUGA, a / k / a “Blue”.
  • SMART AGUNBIADE, LATEEF GOLOBA.
  • SAMSONDEEN GOLOBA. 
  • OLAWALE OLANIYAN.
  • OLAWARYUEL Demandados ”).

Los mencionados participaron en uno o ambos delitos de una conspiración de lavado de dinero y una conspiración de fraude bancario, que recibió fondos robados de las víctimas.

Por lo general, los damnificados eran defraudados de dos formas: 

1 – En algunos casos, se utilizaron esquemas de fraude de compromiso de correo electrónico comercial, con el fin de engañar a las empresas solicitando transferir fondos a cuentas bancarias que las víctimas creían que estaban bajo el control de destinatarios legítimos de los fondos, como parte de las operaciones comerciales normales, cuando en realidad las cuentas bancarias estaban bajo el control de los demandados o sus co-conspiradores. 

2 – En otros casos, se utilizaron estafas románticas, principalmente a través de mensajes electrónicos enviados por correo electrónico, mensajes de texto por redes sociales o sitios webs de citas en línea, con la finalidad de engañar a las víctimas, muchas de las cuales eran hombres y mujeres mayores vulnerables. Los incriminados hacían creer que estaban en relaciones románticas con esos damnificados, usando identidades falsas y luego usar pretextos apócrifos para hacer que las víctimas transfieran fondos a cuentas bancarias controladas por los demandados o sus co-conspiradores.

La nota oficial, del Servicio Secreto repite que, como resultado de estos fraudes, los agentes del orden han identificado a más de 50 víctimas, que han transferido más de $9 millones a cuentas bancarias bajo el control de los ahora incriminados.

Diez acusados 
  • ADEDAYO JOHN, 32.
  • OLUWADAMILOLA AKINPELU, 26.
  • KAZEEM RAHEEM, 29.
  • MORAKINYO GBEYIDE, 39.
  • WARRIS ADENUGA, a / k / a “Blue”, 26.
  • LATEEF GOLOBA, 27.
  • SAMSONDEEN GOLOBA, 29. 
  • OLAWAN 41, OLAWOYIN PETER OLAREWAJU, 34. 
  • EMMANUEL ORONSAYE-AJAYI, 30.

Los nombrado están acusados ​​cada uno de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero, que conlleva una sentencia máxima de 20 años de prisión. 

Nueve acusados
  • ADEDAYO JOHN, 32.
  • SMART AGUNBIADE, 28. 
  • OLUWADAMILOLA AKINPELU, 26. 
  • MORAKINYO GBEYIDE, 39.
  • WARRIS ADENUGA, a / k / a «Blue», 26.
  • LATEEF GOLOBA, 27.
  • SAMSONDEEN GOLOBAEWAEWAINJINJ OLAWAROGA , 34. 
  • EMMANUEL ORONSAYE-AJAYI, 30.

Los mencionados están acusados ​​cada uno de un cargo de conspiración para cometer fraude bancario, que conlleva una sentencia máxima de 30 años de prisión. Un acusado, MORAKINYO GBEYIDE, 39 – también se le imputa un cargo de robo de identidad agravado, que conlleva una sentencia obligatoria consecutiva de dos años de prisión. 

Las penas máximas potenciales son prescritas por el Congreso y se proporcionan aquí sólo con fines informativos, ya que cualquier sentencia de los acusados ​​sería determinada por un juez.

El Sr. Williams elogió la destacada labor en investigación del Servicio Secreto. El caso está a cargo de la Unidad de Delitos Generales de la Oficina, dependiente de esa agencia. Los fiscales federales adjuntos Kaylan E. Lasky y Matthew Weinberg están a cargo de la acusación.

Los cargos contenidos en la acusación son meras acusaciones,  los acusados ​​se presumen inocentes a menos que y hasta que se demuestre su culpabilidad.
[1]  Como significa la frase introductoria, la totalidad del texto de la Acusación y la descripción de la Acusación establecida en el presente, constituyen sólo alegaciones y cada hecho descrito debe tratarse como una alegación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: