Líderes de la MS-13 condenados en Estados Unidos


  • La resolución es por conspiración de crimen organizado y conspiración para cometer múltiples asesinatos

Oipol Operando en Estados Unidos | Departamento de Justicia (DoJ), Oficina de Asuntos Públicos, para publicación inmediata, Miércoles, 24 de noviembre de 2021 | Traducción y edición Oipol, 25 de noviembre de 2021 – El día 23 de noviembre, un jurado federal en Maryland condenó a dos ciudadanos salvadoreños por conspirar para participar en La Mara Salvatrucha, una organización criminal transnacional, comúnmente conocida como MS-13.

Junior Noe Alvarado Requeno, alias Insolente, alias Trankilo, de 25 años, y Miguel Angel Corea Díaz, alias de Reaper, de 39, fueron condenados por múltiples delitos relacionados con el crimen organizado. Alverado Requeno y Corea Díaz fueron condenados por conspiración de crimen organizado, conspiración para cometer asesinato en ayuda del crimen organizado y conspiración para distribuir sustancias controladas.

“La MS-13 aterroriza a las comunidades de todo el hemisferio occidental mediante el miedo, la violencia y la intimidación”, afirmó el Secretario de Justicia Auxiliar Kenneth A. Polite, Jr. de la División de lo Penal del Departamento de Justicia. “La MS-13 explota a las personas indocumentadas y aquellas comunidades que pueden no tener fácil acceso a las fuerzas del orden. Esta acusación demuestra el compromiso del Departamento de Justicia de desmantelar esta organización criminal y proteger a todas las personas ”.

“La violencia brutal y trágica perpetrada por estos miembros de la MS-13 y sus compañeros de pandilla es totalmente inaceptable”, dijo el Fiscal Federal Erek L. Barron del Distrito de Maryland. “La Oficina del Fiscal de los Estados Unidos en Maryland y nuestros socios locales y estatales están trabajando juntos para eliminar a estos pandilleros violentos y mantener a nuestras comunidades a salvo de la amenaza de la MS-13. Continuaremos trabajando para llevar ante la justicia a estas pandillas transnacionales, pero necesitamos la ayuda continua de los miembros de nuestras comunidades para continuar con nuestro trabajo contra la MS-13 ”.

“Esta investigación es un ejemplo de la dedicación y el arduo trabajo no sólo del FBI, sino también del grupo de trabajo de Northern Virginia Safe Streets / HIDTA, de todos nuestros socios que trabajan cada día para combatir el crimen y la violencia que aterrorizan a las comunidades”, señaló el Subdirector a cargo, Steven M. D’Antuono, de la Oficina de Campo en Washington del FBI. “El FBI continuará tomando medidas para atacar y perseguir de manera agresiva a los líderes de bandas criminales transnacionales como la MS-13, que han estado involucrados en decenas de actividades delictivas. Estos actos delictivos, como el crimen organizado, el asesinato, la extorsión, el tráfico de drogas, el lavado de dinero, la manipulación de testigos no serán tolerados y estos dos veredictos de culpabilidad son claros ejemplos de la determinación de las fuerzas del orden para erradicar estas bandas violentas «.

“Este veredicto no sólo asesta un golpe devastador para la MS-13 que opera en la costa este, sino que también representa una victoria para los ciudadanos aterrorizados por la MS-13”, dijo el agente especial a cargo James R. Mancuso de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) de Baltimore. “La asociación de HSI, FBI, DEA, Policía del Condado de Montgomery, Policía del Condado de Prince George y Oficina del Sheriff del Condado de Bedford constituye un equipo fuerte y otros elementos criminales que operan en el área deben tomar nota; también iremos tras ellos «.

“Las organizaciones criminales, las drogas y la violencia están indisolublemente vinculadas”, dijo la administradora Anne Milgram de la Drug Enforcement Administration. “No hay mejor ejemplo que la MS-13, que es conocida por sus tácticas despiadadas para promover sus actividades criminales. Las condenas de hoy evitarán que estos líderes de la MS-13 infrinjan brutalidad en nuestras comunidades. La DEA está comprometida con los incansables esfuerzos interinstitucionales e internacionales para eliminar la presencia maligna de las organizaciones de tráfico de drogas, salvaguardar la salud y el bienestar de los estadounidenses ”.

Según los documentos judiciales, la MS-13 está organizada en una serie de subunidades o «camarillas» que operan en ubicaciones geográficas específicas y cada camarilla generalmente está controlada por un solo líder, a veces conocido como la «Primera Palabra». Alvarado Requeno y Corea Díaz eran ambos líderes de la camarilla de los marineros. Corea Díaz ostentaba el título de «Primera Palabra», para toda la costa este. Alvarado Requeno fue la primera palabra de los marineros para los marineros en Maryland.

Según la evidencia presentada en el juicio de cuatro semanas, entre 2015 y 2018, los acusados ​​controlaron y operaron los Sailors Locos Salvatruchos Westside (SLSW o Sailors) a través de un patrón de actividad de crimen organizado, que incluyó asesinato, extorsión, tráfico de drogas, lavado de dinero y manipulación de testigos. La evidencia mostró que la pandilla dirigió un plan de protección en y alrededor de su base de operaciones en Langley Park, Maryland. Extorsionaron a las empresas locales cobrándoles «alquiler» por el privilegio de operar en el «territorio» de la MS-13. La pandilla también traficaba con drogas ilegales, como marihuana, heroína y cocaína. Una gran parte de las ganancias de las actividades ilegales de la pandilla se envió a los líderes en El Salvador, con el fin de promover aún más las actividades ilícitas de la banda, utilizando transacciones estructuradas e intermediarios para evitar el escrutinio de las fuerzas del orden.

La camarilla de marineros cometió actos de violencia contra presuntos miembros de pandillas rivales, así como contra sus propios miembros por violar las reglas del grupo delictivo. En junio de 2016, Alvarado Requeno ordenó a los miembros de la camarilla de marineros que asesinaran a un presunto rival en el bosque de Malcolm King Park, en Gaithersburg. Atrayéndolo con la promesa de tener relaciones sexuales con una mujer asociada de la MS-13, los pandilleros tendieron una emboscada a la víctima adolescente y lo apuñalaron 153 veces. De hecho, la víctima no pertenecía a ninguna pandilla.

En marzo de 2017, un miembro de Sailors Clique que se escondía de la policía en el área de Lynchburg, Virginia, tuvo una disputa con un estudiante de secundaria local por la marihuana. En respuesta, Alvarado Requeno y Corea Díaz ordenaron a un escuadrón de miembros de la MS-13 que condujera hasta Lynchburg y asesinara a este estudiante de secundaria. Los pandilleros secuestraron al estudiante del jardín delantero de su casa y le cortaron la mano antes de matarlo. Después del asesinato, los acusados ​​ayudaron a ocultar y proteger a los asesinos de las fuerzas del orden.

Entre las reglas más importantes de la MS-13 está la prohibición de hablar con las fuerzas del orden, encarnada por la máxima “ver, oir, y callar : ver, escuchar y no decir nada”. La pandilla hizo cumplir esta regla colocando una «luz verde» – una orden de matar – a cualquier miembro de la MS-13 que informara sobre la pandilla.

En diciembre de 2016, Alvarado Requeno dirigió y participó en el asesinato de un miembro de la MS-13 de 14 años, sospechoso de hablar con la policía. Los restos del niño fueron descubiertos dieciocho meses después en el bosque a las afueras de Germantown, Maryland.

El jurado hizo conclusiones especiales, más allá de toda duda razonable de que, como parte de la conspiración de crimen organizado, Alvarado Requeno asesinó a otras dos personas, como parte de la conspiración de crimen organizado y Correa Díaz conspiró para asesinar a una tercera persona.

Alvarado Requeno fue declarado culpable de tres cargos cada uno de asesinato en ayuda de extorsión, com también de conspiración para poseer con la intención de distribuir marihuana y cocaína. Corea Díaz fue condenado por un cargo, cada uno, de conspiración para cometer asesinato en ayuda del crimen organizado; conspiración para poseer con la intención de distribuir marihuana, cocaína , heroína y posesión con la intención de distribuir heroína. 

Alvarado Requeno y Corea Díaz enfrentan cada uno condenas obligatorias de cadena perpetua.

La Oficina de Campo de Washington del FBI, HSI Baltimore, la División de Campo de Nueva York de la DEA y la Oficina de Distrito de Baltimore, el Departamento de Policía del Condado de Prince George, el Departamento de Policía del Condado de Montgomery y la Oficina del Sheriff del Condado de Bedford investigaron el caso. La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Nassau brindó una valiosa ayuda.

Los abogados litigantes, Julie Finocchiaro y Alexander Gottfried, de la Sección de Crimen Organizado y Pandillas del Departamento de Justicia, juntos el Fiscal Federal Auxiliar Timothy Hagan de la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito de Maryland están procesando el caso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: