Acción mundial del FBI


  • Operación global interrumpe esquemas de compromiso de correo electrónico comercial
  • El FBI y socios internacionales llevaron a cabo la Operación Eagle Sweep, con el objetivo de combatir el crimen financieramente devastador 

Oipol operando en el mundo | Comunicación del FBI (Federal Bureau of Investigation), marzo 30 de 2022 | Traducción y edición abril 04 de 2022 – Tras el éxito de Operation Wire Wire y Operation reWired , el FBI llevó a cabo otro importante esfuerzo coordinado para interrumpir los esquemas de Business Email Compromise (BEC), que interceptan y roban transferencias electrónicas enviadas por empresas e individuos. 

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos y sus socios internacionales encargados de hacer cumplir la ley llevaron a cabo la Operación Eagle Sweep, durante un período de tres meses. En esta acción arrestaron a 65 sospechosos en los Estados Unidos y en el ámbito internacional, incluidos 12 en Nigeria, ocho en Sudáfrica, dos en Canadá y uno en Camboya. Paralelamente a la Operación Eagle Sweep, Australia, Japón y Nigeria llevaron a cabo operaciones locales dirigidas a los actores de BEC.

El BEC (Business Email Compromise) es una estafa sofisticada, apuntada a empleados y/o a empresas que realizan pagos mediante transferencias electrónicas. Estos estafadores generalmente obtienen acceso a las cuentas de correo electrónico de una empresa o falsifican sus direcciones de e-mail para enviar solicitudes de transferencias electrónicas que parecen legítimas y oportunas. Las cuentas bancarias proporcionadas para las transferencias, sin embargo, están controladas por los delincuentes. Las mismas organizaciones criminales que llevan a cabo BEC también explotan a personas, a menudo compradores de bienes raíces y personas mayores.

Estos esquemas financieramente devastadores dañan no sólo a las víctimas sino que también afectan la economía global. Según el Centro de Quejas de Delitos en Internet (IC3), las víctimas de BEC y un esquema similar llamado compromiso de cuentas de correo electrónico informaron pérdidas de casi $2.4 mil millones en 2021 .

“El FBI trabaja incansablemente con nuestros socios nacionales e internacionales para interrumpir y desmantelar empresas delictivas, detener la victimización de ciudadanos y empresas estadounidenses e imponer consecuencias reales a los ciberdelincuentes, utilizando nuestras autoridades únicas y asociaciones duraderas”, señaló el subdirector Bryan Vorndran, de la División Cibernética del FBI. “El éxito de Operation Eagle Sweep se atribuye directamente a nuestro alcance global y asociaciones en todo el mundo. Nuestro mensaje a los delincuentes involucrados en estos esquemas BEC seguirá siendo claro: lo perseguiremos sin importar dónde se encuentre. El público al que servimos no merece menos».

A partir de septiembre de 2021, la Operation Eagle Sweep se centró en los estafadores de BEC, que se creían eran responsables de atacar a más de 500 víctimas estadounidenses y de causar pérdidas superiores a los $51 millones.

Entre los aprehendidos durante el operativo se encuentran:

  • Oluwasegun Baiyewu, de 36 años, de Houston, Texas, y Leo Omorogieva Eghaghe, de 39, de Lagos, Nigeria. Estos fueron capturados por la Comisión de Delitos Económicos y Financieros de Nigeria, como parte de una investigación más amplia del FBI, como también participó el Servicio de Inspección Postal de Estados Unidos, en Puerto Rico y Houston. Los cargos se relacionan con la victimización de un proveedor de energía renovable, con sede en Puerto Rico. La investigación reveló que las personas arrestadas estaban involucradas en una conspiración internacional de lavado de dinero, en la que una red extensa y organizada de mulas de dinero movió al menos $4,5 millones de dólares en fondos fraudulentos obtenidos de BEC y otros esquemas de fraude de los Estados Unidos a Nigeria.
  • Ashley Crespo, 27; David Alvarado, 21; Wendy Elizabeth Ramos López, 29; Dayana Zaila Ramos, 32; Álvaro Umanzor, 23; Luis López, 39; Jerónimo Crawford, 25; y Jamal Moore, de 25 años, todos de Houston, Texas, fueron acusados ​​de lavado de dinero, por una suma de casi $900,000, surgida de las ganancias de una estafa de BEC. Se cree que este grupo, justo con varios otros, lavaron casi $4.5 millones, durante un período de dos años y los fondos lavados consistieron en pagos que recibieron de empresas víctimas en todo el mundo. La investigación fue realizada por la oficina de campo del FBI en Houston, el Departamento de Policía de Houston y la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Harris.
  • Bright Osaghni, de 41 años, y Osatohanmwen Oriakhi, de 41 años, ambos de Toronto, Canadá, fueron arrestados por el Servicio de Policía de Toronto, en relación con una estafa BEC y un esquema de fraude de cheques que afectó a cientos / víctimas en los Estados Unidos y Canadá, con una pérdida de $16 millones. La investigación fue dirigida por la oficina local del FBI en Los Ángeles, con la asistencia del Servicio de Policía de Toronto.

La Operación Eagle Sweep, que fue financiada y coordinada por el FBI, sirve como modelo para la cooperación internacional contra amenazas específicas que ponen en peligro el bienestar financiero de los residentes de cada país miembro.

Los casos fueron investigados por el FBI y el Servicio de Inspección Postal de los Estados Unidos. Las Oficinas del Fiscal Federal en los distritos de California Central, Norte de Nueva York, Puerto Rico, Sur de Texas y la Rama de Protección al Consumidor del Departamento de Justicia tienen investigaciones en curso, algunas de las cuales han resultado en arrestos en Nigeria. La Rama de Protección al Consumidor del Departamento de Justicia, la Sección de Delitos Informáticos y Propiedad Intelectual, la Sección de Lavado de Dinero y Recuperación de Activos, junto a la Oficina de Asuntos Internacionales de la División Criminal brindaron asistencia al caso. La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Harris está a cargo de los procesamientos estatales.

La operación contó con el apoyo también de la Comisión de Delitos Económicos y Financieros de Nigeria; el Servicio de Policía de Sudáfrica; el Servicio de Policía de Toronto; la Policía Nacional de Camboya; Policía Federal de Australia; Fuerza de Policía de Nueva Gales del Sur; la Policía de Victoria; Policía de Tasmania; la Policía de Queensland; la Policía del Territorio del Norte; Policía de Australia Meridional; Policía de Australia Occidental; Comisión de Inteligencia Criminal de Australia; el Centro de Seguridad Cibernética de Australia; Centro de Análisis e Informes de Transacciones de Australia; la Agencia Nacional de Policía de Japón; Alianza Nacional de Ciberforense, Capacitación y la Unidad de Delitos Digitales de Microsoft Corporation brindaron una valiosa asistencia.

Una acusación y una denuncia penal son meras alegaciones y se presume que los acusados ​​son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad, más allá de toda duda razonable en un tribunal de justicia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: