Fuerzas policiales australianas investigan acción del narcotráfico internacional


Oipol operando en Australia | Imágenes y comunicación conjunta entre la Policía Federal Australiana (AFP), la Policía de Victoria y la Fuerza Fronteriza Australiana, jueves, 7 de abril de 2022 | Traducción y edición Oipol abril 8 de 2022 – Tres personas fueron arrestadas como parte de una investigación de Taskforce Icarus sobre la importación de metanfetamina a Melbourne.

Un hombre de Glen Waverley, de 24 años, un hombre de Doncaster, de 36 años, y un hombre de Bundoora, de 20 años, fueron presos por la policía en Doncaster East el lunes 4 de abril, por la noche.

Los arrestos siguieron al intento de importación de aproximadamente 40 kg de metilanfetamina, que fue incautada y detectada en alta mar, en jurisdicción de los Estados Unidos.

El envío fue recogido y transportado a una propiedad residencial en Doncaster East, cuando la Policía de Victoria, la Policía Federal Australiana y los miembros de la Fuerza Fronteriza Australiana realizaron los arrestos. 

La policía registró tres vehículos en los que viajaban los hombres y confiscó una serie de artículos, incluidos más de 3 kg de metilanfetamina, elementos para fraccionar drogas, incluidas balanzas, un arma de fuego, puños, varias herramientas, pasaportes, equipos de radio y teléfonos móviles.

El trío fue interrogado y posteriormente acusado de intentar poseer una cantidad comercial de drogas controladas en la frontera.

Se enfrentaron al Tribunal de Magistrados de Melbourne el martes 5 de abril de 2022 y fueron puestos en prisión preventiva.

El arresto formó parte de una investigación de cuatro meses de la Taskforce Icarus sobre la importación de drogas a Melbourne desde los Estados Unidos. En total, se incautaron alrededor de 40 kg de metilanfetamina como parte de esta investigación, que tiene un valor puesto en la calle de aproximadamente $20 millones (dólares australianos).

La investigación sigue en curso

El inspector detective de la policía de Victoria, Craig Darlow, dijo que estas drogas tenían el potencial de causar un daño inmenso a la comunidad victoriana (Victoria es la capital de Columbia Británica). 

“Las drogas incautadas equivalen a cientos de miles de hits y al interceptarlas hemos podido limitar el impacto que tienen a nivel local”, señaló el detective. Nuestro objetivo es asegurarnos de interrumpir a los sindicatos del crimen organizado responsables de estas importaciones, por lo que arrestar y acusar a tres personas, además de efectuar estas incautaciones, es extremadamente satisfactorio. Esas personas ahora enfrentan sanciones sustanciales aquí en Victoria, si son declaradas culpables. Este es un resultado significativo para Taskforce Icarus y que sólo se ha logrado gracias al trabajo realizado en colaboración por el estado y las agencias de la Commonwealth”, afirmó el inspector detective de la policía de Victoria, Craig Darlow.

El Comandante Marítimo y de Cumplimiento de la Fuerza Fronteriza Australiana (ABF), South James Watson, remarcó que los delincuentes que creen que pueden importar drogas ilícitas al país deberían pensarlo de nuevo.

“La ABF está comprometida con detener las drogas en la frontera. Cuando combinamos nuestra considerable experiencia en esta área con las capacidades de nuestros socios policiales, los criminales que intentan traer drogas a nuestro país no tienen ninguna posibilidad”, aseveró el Comandante Watson. Cada [fracción de estupefaciente] que sale a la calle tiene el potencial de causar la muerte o daños graves; luego están los devastadores impactos sociales en las familias afectadas por el uso de drogas ilícitas, sin mencionar los importantes costos del sistema de salud. Continuamos trabajando en estrecha colaboración con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley, para evitar que estas drogas lleguen a nuestras comunidades donde pueden causar tanto daño”. 

El inspector de detectives de la Policía Federal Australiana, Julian Bianco, indicó que la operación de múltiples agencias era un testimonio de la determinación combinada de las fuerzas del orden del Commonwealth y estatales para evitar que los delincuentes importen drogas a Australia.

«El público australiano puede estar seguro de que la AFP y sus agencias asociadas, tanto a nivel nacional como internacional, están comprometidas a mantener segura a la comunidad. Esta incautación representa otro golpe al crimen organizado, lleva a los presuntos delincuentes ante la justicia y protege a los australianos del terrible daño social, causado por el abuso de sustancias ilícitas”, dijo Det Insp Bianco.

Taskforce Icarus es una iniciativa de una agencia conjunta que involucra a la Policía de Victoria, la Fuerza Fronteriza Australiana, la Policía Federal Australiana y el Departamento del Interior que se enfoca en aquellos que buscan utilizar los sistemas de carga aérea y correo internacional para actividades delictivas.
Las agencias de aplicación de la ley de Australia necesitan la asistencia continua de la comunidad para minimizar el daño causado por las drogas e instan a cualquier persona que tenga información a comunicarse con Crime Stoppers al 1800 333 000 o enviar un informe confidencial sobre delitos en www.crimestoppersvic.com.au

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: