Asistencia médica y social a comunidades en el Pacífico Occidental


Commando Engineers ayuda a construir una nueva escuela en Filipinas


Oipol operando en el mundo | Comunicación y fotos Marina Real, rama de guerra naval de las Fuerzas Armadas británicas (Royal Navy) | Traducción y edición Oipol, septiembre 01de 2022  – Un equipo de ataque de ingeniería brinda su experiencia técnica como parte del compromiso del Reino Unido con Pacific Partnership 22, una misión liderada por Estados Unidos que brinda asistencia médica y social a comunidades remotas en el Pacífico Occidental.

La misión de dos meses de duración, que acaba de concluir, en agosto, también apoyó proyectos humanitarios y comunitarios.

Participaron, además de un subcomandante de la Royal Navy, un oficial médico en el buque hospital insignia USNS Mercy, el Reino Unido asignó al HMS Tamar y a los ingenieros del comando a la operación, como parte del apoyo de Gran Bretaña a la región del Pacífico.

Los zapadores se unieron a sus homólogos de la Marina de los Estados Unidos, los ‘Seabees’, para ayudar a construir una escuela en la región de Aborlan en Palawan, se trata de un edificio de una sola planta y dos habitaciones que se previó su apertura para los jóvenes en octubre de 2022.

Gran sentido de logro

Las tropas británicas, parte de una unidad del ejército que opera bajo la brigada de comando 3 y normalmente cumple con los requisitos de ingeniería de los Royal Marines, en el campo de batalla, trabajaron en los cimientos hasta erigir pilares de carga y muros de bloques.

Lance Corporal ‘Bomber’ Brown, señalaron que: “las tareas de ingeniería fueron inmensamente gratificantes y educativas. La disponibilidad limitada de plantas y equipos representó una pesada carga, combinado con una temperatura promedio de 30 grados, hizo que las condiciones de trabajo fueran arduas. Pero esto sólo sirvió para fomentar una mayor sensación de logro, especialmente en el conocimiento que le estamos devolviendo a la comunidad local”.

Los ingenieros, que usan la codiciado boina verde, después de haber completado el curso All Arms Commando Course, se unieron a varios eventos comunitarios, incluidos días deportivos, juegos en Palawan, en áreas que tiene más de 250 millas de largo, 25 millas de ancho y contiene un hogar para casi un millón de personas.

“Quizás lo más gratificante fue la limpieza del lecho marino: los equipos compitieron para recolectar la mayor cantidad posible de basura del lecho marino, con la ayuda de buzos filipinos”, indicó Sapper Joshua Sparrowhawk.

La comunicación oficial además ilustra situaciones tales como: “los soldados se soltaron el pelo en una noche de cultura filipina, en  una cena tradicional de lechón (cerdo asado) completada con lugareños que interpretaban una danza folclórica conocida como ‘tinikling’.

En el Lance Corporal Robert Lawson se disfrutaron toda la experiencia, desde trabajar con los Seabees, junto también con las tropas filipinas hasta aprender nuevas técnicas de construcción que pueden ayudar al trabajo humanitario en el futuro y obtener una visión de una cultura muy diferente de la vida cotidiana.

Robert Lawson afirmó de los filipinos que todos “eran un grupo fantástico de personas y más que acogedores. Este es sin duda un despliegue que perdurará en mi memoria como un punto culminante de mi carrera, tanto por las oportunidades que me brindó como por las personas con las que lo pasé”, terminó diciendo Lawson.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: