Investigación sobre trata de personas a gran escala para Reino Unidos


Banda criminal kurda dirigía una sofisticada y lucrativa red de contrabando de personas.


OIPOL operando en Reino Unidos | Comunicación y fotos Agencia Nacional del Crimen (con su sigla en inglés NCA), diciembre 9 de 2022 | Traducción y edición OIPOL, diciembre 13 de 2022 – Cinco hombres fueron condenados a un total de casi 24 años por dirigir una red de contrabando de personas a gran escala que transportaba inmigrantes kurdos al Reino Unido escondidos en partes traseras de camiones.

Manchester Crown Court escuchó cómo Tarik Namik, de 45 años, de Oldham, encabezó el grupo de crimen organizado que se convirtió en objeto de una investigación de la Agencia Nacional del Crimen en 2017.

Namik operaba un grupo criminal sofisticado y lucrativo que transportaba inmigrantes de Irak e Irán, en conexión con otros traficantes internacionales de personas.

Para él trabajaban Hajar Ahmed, 39 de Manchester y Soran Saliy, 32 de Stoke, quienes ayudaron a coordinar la etapa de la operación en el Reino Unido.

Habil Gider, 54 años, de Stoke, actuaba como escolta para algunos de los inmigrantes, una vez que llegaban al Reino Unido, mientras que Hardi Alizada, 32, de Nottingham, realizó viajes a Europa para coordinar desde allí.

La pandilla operaba una empresa criminal sofisticada y lucrativa, utilizando camioneros de cómplices, generalmente de nacionalidad turca.

Las grabaciones encontradas en el teléfono de Namik sugieren que pudo haber estado involucrado en el contrabando de al menos 1.900 inmigrantes de los Balcanes a Francia o Alemania, durante un período de 50 días, cobrando alrededor de 1.800 euros por migrante.

Luego, el grupo ofreció dos medios separados para llegar al Reino Unido, por un costo adicional.

El primero: una facilitación ‘acompañada’, que transportaba a migrantes individuales recogidos por camioneros cómplices en Francia o Bélgica, escondidos dentro de un camión, a veces dentro del deflector de viento sobre la cabina, luego eran recibidos por una escolta, generalmente el taxista Gider, cuando llegaban a Dover. Posteriormente Habil Gider trasladaba a cada migrante a su destino final.

Gider fue atrapado in fraganti realizando una de esas facilitaciones, en noviembre de 2017, después de que la NCA detuviera su automóvil mientras conducía hacia el norte por la M26 en Kent. Una mujer iraquí-kurda estaba sentada en la parte trasera; acababa de llegar en un camión a Dover. Según la investigación de la NCA el taxista había estado en contacto con Saliy durante todo el día anterior a su arresto. Después de eso, tanto Saliy como Namik tiraron a la basura los teléfonos que habían estado usando.

Ocho días antes, Gider había estado involucrado en otro intento de facilitación, pero esa vez se descubrió a un migrante durante los controles fronterizos en Calais. Dice la comunicación oficial que Gider había estado en contacto con Saliy durante todo el día, quien a su vez habló con Alizada, con localización en Francia.

El facilitador Gider esperó para cumplir con su misión delictiva en la estación de servicio de South Mimms, en la M25, para recibir instrucciones, pero después que Alizada le informara a Saliy que el intento no había tenido éxito, se le dijo a Gider que regresara a Stoke con las manos vacías.

El otro método era, según la investigación de la NCA: consistía en ocultar grupos más grandes de inmigrantes en la parte trasera de camiones, también conducidos por transportistas cómplices, para ser liberados una vez que el conductor había pasado a salvo por los controles fronterizos. Una vez en Reino Unido, los inmigrantes procedían a solicitar asilo.

En uno de los eventos, descrito anteriormente, en septiembre de 2017, nueve inmigrantes fueron liberados de un camión polaco, en un área de descanso en Skelmersdale, Lancashire. Esa acción fue presenciada por un conductor. Uno de los migrantes acababa de marcar el 999 para pedir ayuda. El grupo, que incluía a cinco niños, estaba desesperado por comida, agua y fue llevado al hospital. Antes de  ese evento, tanto Namik como Ahmed estaban en contacto con un traficante de personas con sede en Bélgica llamado Dilman Jamal Ali, para organizar su movimiento. Posteriormente, Ali fue condenado en Bélgica por delitos relacionados con ese incidente.

La operación de Namik finalmente se desmanteló en abril de 2018, cuando él, Ahmed y Saliy fueron arrestados por agentes de la NCA.

Alizada recibió una acusación en Nottingham en febrero de 2019 en relación con su papel en la acción .

La comunicación de la NCA, del 9 de diciembre asegura que los cinco admitieron cargos en su contra durante una serie de audiencias previas.

El mismo viernes 9 de diciembre fueron condenados colectivamente a 23 años y 11 meses en el Tribunal de la Corona de Manchester.

Tariq Namik no se presentó al tribunal para la audiencia. Fue sentenciado en ausencia y ahora se ha emitido una orden de arresto contra él.

 El comandante de la rama de la NCA, Richard Harrison, dijo:  “la NCA ha desmantelado un grupo criminal prolífico y sofisticado involucrado en el crimen organizado de inmigración. El grupo criminal trató de subvertir el sistema de asilo del Reino Unido para su propio beneficio financiero, poniendo a los inmigrantes vulnerables, incluidos los niños pequeños, en un gran riesgo al transportarlos en la parte trasera de camiones o en escondites. Esta investigación demuestra el compromiso de la NCA para abordar el crimen de inmigración organizado, trabajando con socios para perseguir sin descanso a aquellos que intentan contrabandear inmigrantes vulnerables al Reino Unido. Uno de estos hombres, Tarik Namik, no respondió a la fianza hoy y ahora estamos trabajando con socios para asegurar su arresto inmediato. Cualquier persona con información sobre el paradero de Namik debe comunicarse con la organización benéfica Crimestoppers o la NCA directamente al 0370 496 7622”.

Mike Duffy, fiscal especializado de la Fiscalía de la Corona, señaló:“estos delincuentes estaban involucrados en una operación de contrabando de personas a gran escala y altamente profesional, cuyo objetivo era asegurar la entrada ilegal de solicitantes de asilo en el Reino Unido con fines de lucro. La organización criminal tomó sumas sustanciales de dinero de migrantes vulnerables desesperados por una nueva vida, con la promesa de ayudarlos a ingresar al país. Namik desempeñó un papel de liderazgo en la red y supervisó el movimiento de un gran número de migrantes, algunos de los cuales, incluidos niños, se pusieron en grave peligro cuando eran transportados ocultos en la parte trasera de un camión. Trabajamos en estrecha colaboración con la NCA para construir un caso sólido que resulte en su condena, interrumpiendo el movimiento peligroso, explotador e ilegal de personas hacia el país con fines de lucro. El CPS utilizará la Ley de Activos del Crimen para perseguir implacablemente cualquier ganancia obtenida ilícitamente de este delito”, afirmó finalmente el fiscal.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: